Miércoles 20 de Febrero de 2019
Verdades Confirmadas

aviso
A+ A A-

AHÌ VA DUQUE,SONGO SORONGO

{idkey=6984b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12878-ahi-va-duque-songo-sorngo][title=AH%C3%8C+VA+DUQUE%2CSONGO+SORONGO][desc=]}{cmp_start idkey=2367[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12878-ahi-va-duque-songo-sorngo][title=AH%C3%8C+VA+DUQUE%2CSONGO+SORONGO][desc=]}

garcia juan josegarcia juan joseJuan José García Posada 

La recuperación progresiva del puntaje en las encuestas prueba que el nuevo gobierno va ganando terreno en la consolidación de un estilo mesurado pero resuelto, conciliador pero afirmativo, jovial pero serio, a pesar de la estrategia de descrédito montada por una oposición que nada propone, nada construye, nada facilita para la concertación alrededor de los intereses vitales del país y de un proyecto que reúna las fuerzas políticas y sociales y proscriba procedimientos y modos de actuar protervos. Duque no ha perdido la ecuanimidad y el talante cordial. Ha resistido la ofensiva de contradictores que lo pintan como un dirigente mediocre, cuando en realidad todos los días demuestra capacidad, preparación y conocimiento de la realidad nacional en conjunto y en detalles. Queríamos un mandatario ecuánime y capaz de atenuar la polarización y ahí está, ahí va. Queríamos un líder decidido a reconocer la validez de protestas como las de los estudiantes y obró con equidad suficiente para formalizar acuerdos sin engaños ni eufemismos, como en el caso de la financiación de la educación superior. Queríamos un presidente que le hiciera frente con diplomacia firme y segura al peor vecino de la historia y ahí lo tenemos como coartífice de un plan internacional inteligente que puso en jaque al régimen madurista, que, si no fallan los cálculos y estimativos, ya no tiene cómo escapar del mate, ojalá más temprano que tarde, cuando ya hasta el Papa se arrepintió de su falible y criticada neutralidad positiva. Queríamos un Jefe de Estado que no tuviera miedo de restaurar el principio de autoridad y el valor de la seguridad como garantía de la libertad razonable y acaba de testimoniarlo con el nuevo plan que, así retome elementos valederos del que operó con eficacia en los cuatrienios de Uribe, está reactivando la confianza y el optimismo realista, en un país asediado por las más agresivas e implacables expresiones de delincuencia. Es extensa la lista de aciertos del todavía incipiente gobierno. Falta mencionar el estado y las perspectivas de la economía y muchas otras facetas. Es obvio que nada van a reconocer, ni siquiera por sensatez republicana, los comentaristas superficiales de medios y redes llamadas sociales, que sólo leen titulares y no buscan el verdadero sentido de los hechos, porque el sectarismo irracional y primitivo los fuerza a asumir posiciones viscerales. Songo sorongo es una expresión grabada en la famosa canción del Rodolfo Aicardi, que dice: “... yo lo que me hago es reír y me pongo songo sorongo, ya ves”. Y en el Lexicón de fraseología del español de Colombia, Siervo Mora Monroy la relaciona con “sutilmente, aJuan José García Posada COLUMNISTA JUAN JOSÉ GARCÍA POSADA PUBLICADO HACE 8 HORAS OPINIÓN Y AHÍ VA DUQUE, SONGO SORONGO La recuperación progresiva del puntaje en las encuestas prueba que el nuevo gobierno va ganando terreno en la consolidación de un estilo mesurado pero resuelto, conciliador pero afirmativo, jovial pero serio, a pesar de la estrategia de descrédito montada por una oposición que nada propone, nada construye, nada facilita para la concertación alrededor de los intereses vitales del país y de un proyecto que reúna las fuerzas políticas y sociales y proscriba procedimientos y modos de actuar protervos. Duque no ha perdido la ecuanimidad y el talante cordial. Ha resistido la ofensiva de contradictores que lo pintan como un dirigente mediocre, cuando en realidad todos los días demuestra capacidad, preparación y conocimiento de la realidad nacional en conjunto y en detalles. Queríamos un mandatario ecuánime y capaz de atenuar la polarización y ahí está, ahí va. Queríamos un líder decidido a reconocer la validez de protestas como las de los estudiantes y obró con equidad suficiente para formalizar acuerdos sin engaños ni eufemismos, como en el caso de la financiación de la educación superior. Queríamos un presidente que le hiciera frente con diplomacia firme y segura al peor vecino de la historia y ahí lo tenemos como coartífice de un plan internacional inteligente que puso en jaque al régimen madurista, que, si no fallan los cálculos y estimativos, ya no tiene cómo escapar del mate, ojalá más temprano que tarde, cuando ya hasta el Papa se arrepintió de su falible y criticada neutralidad positiva. Queríamos un Jefe de Estado que no tuviera miedo de restaurar el principio de autoridad y el valor de la seguridad como garantía de la libertad razonable y acaba de testimoniarlo con el nuevo plan que, así retome elementos valederos del que operó con eficacia en los cuatrienios de Uribe, está reactivando la confianza y el optimismo realista, en un país asediado por las más agresivas e implacables expresiones de delincuencia. Es extensa la lista de aciertos del todavía incipiente gobierno. Falta mencionar el estado y las perspectivas de la economía y muchas otras facetas. Es obvio que nada van a reconocer, ni siquiera por sensatez republicana, los comentaristas superficiales de medios y redes llamadas sociales, que sólo leen titulares y no buscan el verdadero sentido de los hechos, porque el sectarismo irracional y primitivo los fuerza a asumir posiciones viscerales. Songo sorongo es una expresión grabada en la famosa canción del Rodolfo Aicardi, que dice: “... yo lo que me hago es reír y me pongo songo sorongo, ya ves”. Y en el Lexicón de fraseología del español de Colombia, Siervo Mora Monroy la relaciona con “sutilmente, aJuan José García Posada COLUMNISTA JUAN JOSÉ GARCÍA POSADA PUBLICADO HACE 8 HORAS OPINIÓN Y AHÍ VA DUQUE, SONGO SORONGO La recuperación progresiva del puntaje en las encuestas prueba que el nuevo gobierno va ganando terreno en la consolidación de un estilo mesurado pero resuelto, conciliador pero afirmativo, jovial pero serio, a pesar de la estrategia de descrédito montada por una oposición que nada propone, nada construye, nada facilita para la concertación alrededor de los intereses vitales del país y de un proyecto que reúna las fuerzas políticas y sociales y proscriba procedimientos y modos de actuar protervos. Duque no ha perdido la ecuanimidad y el talante cordial. Ha resistido la ofensiva de contradictores que lo pintan como un dirigente mediocre, cuando en realidad todos los días demuestra capacidad, preparación y conocimiento de la realidad nacional en conjunto y en detalles. Queríamos un mandatario ecuánime y capaz de atenuar la polarización y ahí está, ahí va. Queríamos un líder decidido a reconocer la validez de protestas como las de los estudiantes y obró con equidad suficiente para formalizar acuerdos sin engaños ni eufemismos, como en el caso de la financiación de la educación superior. Queríamos un presidente que le hiciera frente con diplomacia firme y segura al peor vecino de la historia y ahí lo tenemos como coartífice de un plan internacional inteligente que puso en jaque al régimen madurista, que, si no fallan los cálculos y estimativos, ya no tiene cómo escapar del mate, ojalá más temprano que tarde, cuando ya hasta el Papa se arrepintió de su falible y criticada neutralidad positiva. Queríamos un Jefe de Estado que no tuviera miedo de restaurar el principio de autoridad y el valor de la seguridad como garantía de la libertad razonable y acaba de testimoniarlo con el nuevo plan que, así retome elementos valederos del que operó con eficacia en los cuatrienios de Uribe, está reactivando la confianza y el optimismo realista, en un país asediado por las más agresivas e implacables expresiones de delincuencia. Es extensa la lista de aciertos del todavía incipiente gobierno. Falta mencionar el estado y las perspectivas de la economía y muchas otras facetas. Es obvio que nada van a reconocer, ni siquiera por sensatez republicana, los comentaristas superficiales de medios y redes llamadas sociales, que sólo leen titulares y no buscan el verdadero sentido de los hechos, porque el sectarismo irracional y primitivo los fuerza a asumir posiciones viscerales. Songo sorongo es una expresión grabada en la famosa canción del Rodolfo Aicardi, que dice: “... yo lo que me hago es reír y me pongo songo sorongo, ya ves”. Y en el Lexicón de fraseología del español de Colombia, Siervo Mora Monroy la relaciona con “sutilmente, a

Juan José García Posada COLUMNISTA JUAN JOSÉ GARCÍA POSADA PUBLICADO HACE 8 HORAS OPINIÓN Y AHÍ VA DUQUE, SONGO SORONGO La recuperación progresiva del puntaje en las encuestas prueba que el nuevo gobierno va ganando terreno en la consolidación de un estilo mesurado pero resuelto, conciliador pero afirmativo, jovial pero serio, a pesar de la estrategia de descrédito montada por una oposición que nada propone, nada construye, nada facilita para la concertación alrededor de los intereses vitales del país y de un proyecto que reúna las fuerzas políticas y sociales y proscriba procedimientos y modos de actuar protervos. Duque no ha perdido la ecuanimidad y el talante cordial. Ha resistido la ofensiva de contradictores que lo pintan como un dirigente mediocre, cuando en realidad todos los días demuestra capacidad, preparación y conocimiento de la realidad nacional en conjunto y en detalles. Queríamos un mandatario ecuánime y capaz de atenuar la polarización y ahí está, ahí va. Queríamos un líder decidido a reconocer la validez de protestas como las de los estudiantes y obró con equidad suficiente para formalizar acuerdos sin engaños ni eufemismos, como en el caso de la financiación de la educación superior. Queríamos un presidente que le hiciera frente con diplomacia firme y segura al peor vecino de la historia y ahí lo tenemos como coartífice de un plan internacional inteligente que puso en jaque al régimen madurista, que, si no fallan los cálculos y estimativos, ya no tiene cómo escapar del mate, ojalá más temprano que tarde, cuando ya hasta el Papa se arrepintió de su falible y criticada neutralidad positiva. Queríamos un Jefe de Estado que no tuviera miedo de restaurar el principio de autoridad y el valor de la seguridad como garantía de la libertad razonable y acaba de testimoniarlo con el nuevo plan que, así retome elementos valederos del que operó con eficacia en los cuatrienios de Uribe, está reactivando la confianza y el optimismo realista, en un país asediado por las más agresivas e implacables expresiones de delincuencia. Es extensa la lista de aciertos del todavía incipiente gobierno. Falta mencionar el estado y las perspectivas de la economía y muchas otras facetas. Es obvio que nada van a reconocer, ni siquiera por sensatez republicana, los comentaristas superficiales de medios y redes llamadas sociales, que sólo leen titulares y no buscan el verdadero sentido de los hechos, porque el sectarismo irracional y primitivo los fuerza a asumir posiciones viscerales. Songo sorongo es una expresión grabada en la famosa canción del Rodolfo Aicardi, que dice: “... yo lo que me hago es reír y me pongo songo sorongo, ya ves”. Y en el Lexicón de fraseología del español de Colombia, Siervo Mora Monroy la relaciona con “sutilmente, a

{cmp_end}{idkey=6984b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12878-ahi-va-duque-songo-sorngo][title=AH%C3%8C+VA+DUQUE%2CSONGO+SORONGO][desc=]}

Visto: 39

LA FUERZA TRANQUILA DE DUQUE.

{idkey=6168b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12876-la-fuerza-tranquila-de-duque][title=LA+FUERZA+TRANQUILA+DE+DUQUE.][desc=]}{cmp_start idkey=88[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12876-la-fuerza-tranquila-de-duque][title=LA+FUERZA+TRANQUILA+DE+DUQUE.][desc=]}

VARGAS MAURICIO

 
16 de febrero 2019 , 11:50 p.m.

A principios de los 80, cuando François Mitterrand se lanzó por tercera vez a la presidencia de Francia, su campaña impuso un eslogan. ‘La force tranquille’ (‘La fuerza tranquila’), decía el lema de quien en mayo de 1982 ganó por fin las elecciones y gobernó por 14 años. En nada se parece ese Mitterrand –un socialista de 66 años, ególatra y bígamo consumado– al presidente Iván Duque. Pero el lema del francés le habría servido al colombiano.

 

Esta semana, tres encuestas le sonrieron a Duque. En Pulso País, de La W, su imagen positiva subió de 28 % en diciembre a 41 % en febrero. En un sondeo para Blu Radio, Invamer registró un alza de su índice favorable de 27,2 % en diciembre a 42,7 % en febrero. El CNC, para CM&, lo tiene aún más arriba: 55 %.

El liderazgo de Duque en la presión internacional para acorralar a la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela lo ayudó a crecer en los sondeos. Pero eso es solo la coyuntura: hay algo estructural que contribuye a que muchos comiencen a comprender el estilo del Presidente. Tras 16 años de una aguda polarización de la cual Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos fueron protagonistas e incluso instigadores, con Duque ocurrió un notorio cambio. La polarización sigue ahí, y ojalá se transforme en lo que debe ser: abierto debate de ideas y propuestas, como es benéfico para una democracia. Pero el Presidente de la República ya no instiga ni protagoniza esa crispación.

Por el contrario, luce como un hombre mesurado que defiende sus políticas sin agredir a los críticos. Al principio, y como contraste frente a sus dos antecesores, los uribistas más radicales vieron en ello debilidad y escaso carácter. Y en eso estuvieron de acuerdo los antiuribistas que dijeron –y siguen repitiendo– que Duque no es más que un títere de Uribe.

Entre esos dos extremos hay una franja de centro que, según la encuesta del Dane sobre cultura política, abarca a más del 60 % de la gente. Cansada de las Farc, buena parte de esa franja se volcó con Uribe en 2002 y 2006, y apoyó a Santos en 2010. Ilusionada con el proceso de paz, reeligió a Santos en 2014. Y, temerosa de Gustavo Petro, apoyó a Duque el año pasado. Esa franja –una mayoría cuya voz poco resuena en medio de la gritería que desatan uribistas radicales y furibundos antiuribistas– está cansada de la excesiva polarización y ha comenzado a ver en Duque a alguien capaz de ponerse por encima de tanta alharaca, sin por ello dejar de liderar.

No manda más quien más grita. Y eso lo demuestra –ahí sí– el papel que Duque ha jugado en la creciente presión internacional para tumbar a Maduro. O, en materia de seguridad, dar de baja a ‘Guacho’ o al principal disidente de las Farc, ‘Rodrigo Cadete’. Pero Duque no puede contentarse solo con eso. Ha subido en las encuestas, pero tanto en Invamer como en Datexco, su favorable es inferior a su desfavorable. Más del 66 % de los encuestados de Invamer dicen que el país va por mal camino. Y entre los jóvenes de 18 a 24 años, su negativo está en 67 %. Tiene que hacer mucho más para que sus mensajes pasen, pues su lenguaje sigue siendo elaborado en vez de sencillo, lo que afecta su efectividad.

Por otra parte, urge que muchos de sus ministros y altos funcionarios piensen antes de hablar, lo mismo por los micrófonos que en el maldito Twitter. Sería bueno que Duque les diga que cuando vayan a hablar, mejor se callen. Al menos mientras miden las consecuencias de lo que van a decir. Hace meses pasó con la tributaria, dada a conocer sin explicación ni contexto. Y sigue pasando con otros anuncios. Si Duque quiere que su fuerza tranquila sea además una fuerza efectiva, aparte de mantenerse por encima de la gritería de los extremos, tiene que echar mejor el cuento, en especial a los más jóvenes.

MAURICIO VARGAS
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{cmp_end}{idkey=6168b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12876-la-fuerza-tranquila-de-duque][title=LA+FUERZA+TRANQUILA+DE+DUQUE.][desc=]}

Visto: 37

LA IZQUIERDA FASCISTA COLOMBIANA

{idkey=3720b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12865-la-izquierda-fascista-colombiana][title=LA+IZQUIERDA+FASCISTA+COLOMBIANA][desc=]}{cmp_start idkey=4152[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12865-la-izquierda-fascista-colombiana][title=LA+IZQUIERDA+FASCISTA+COLOMBIANA][desc=]}

Jaime Jaramillo P.  

“La izquierda” colombiana, esa cosa vaga, ondulante y explosiva, que tiene alma comunista y tendones estalinistas, no se ha dado cuenta que perdió todas las elecciones recién pasadas y que su personaje mitológico quedó al descubierto como un traficante de oscuros billetes del bajo mundo.

Acompañaban a este mural de células oxidadas (células literalmente hablando, células del partido) un conjunto  de hombres “dizque alzados en armas”, que se anticiparon a Fidel Castro en la estrategia de derrotar gobiernos y dominar el Estado  por medio de las armas. El Partido Comunista y las Farc  calificaban de “pequeño-burgués y liberal a Castro. Después le reconocerían su revolución proletaria, a partir  de una Declaración de La Habana, 1961, en donde se proclamó marxista-leninista bajo el cobijo de la Uniòn de Repúblicas Socialistas  Soviéticas –URSS-, un imperio más grande y agresivo que el zarismo derrocado.

Esa izquierda monopólica del leninismo dictó el mandato: 1. Se utilizarán todos los medios de lucha, elecciones, huelgas, desplazamientos, organizaciones guerrilleras, abigeato, secuestro, homicidio, etc. 2. Esta es la única y excluyente izquierda. Cualquiera otro partido quedaría tutelado y subordinado.  Así sucedió con parte del liberalismo hasta hoy, con la Unir de Gaitán. A lo largo del siglo anterior crearon corrientes paralelas como la UP.3. Cuando la China pasò a manos de Mao Tse Tung y su partido comunista, nació el maoísmo y repitió fórmula: crear partido y “ejército” guerrillero en cada país. La izquierda colombiana quedó partida en dos, que a poco andar sería en tres. Fidel Castro y Ernesto Guevara crearon y apoyaron  las guerrillas latinoamericanas, en particular al Eln. En similares momentos, surge la Teología de La Liberación, al interior de la Iglesia católica, donde se cruzan las ideologías y los liberacionistas aprenden a fusilar. Varios grupos juveniles abrevaron en los sótanos de la clandestinidad, con iguales fines y similares maestros como el Moec (Movimiento obrero-campesino), el M19, las Fuar (Fuerzas Armadas Revolucionarias) y hasta trotskistas hubo que montaron una banda armada con indígenas como combatientes.

Con una izquierda de tal génesis ¿se puede tener una esperanza por parte de ciudadanos que rechazan la violencia en todas sus manifestaciones? ¿Con una izquierda antinacional que prefiere respaldar al dictador  de la Bolivariana República vecina y no al Presidente democrático de su patria? Está demostrado que la izquierda colombiana no llegará nunca al poder mediante la lucha de clases y por la vía armada. El reciente baño de popularidad del Eln  con  las piadosas voces de la izquierda colonizada, con la piedad de muchos ciudadanos de buena fe que le piden al gobierno no romper los diálogos con los elenos, ¿vamos a rebrotar el mito del  “empate militar”, la justicia social como venganza, el partido único para cimentar dictaduras y la pobreza democratizada por los subsidios y no por el trabajo?

Los hechos son tozudos. De de allí proviene la experiencia, maestra de todas las ciencias sociales. ¿A los cuántos muertos, a los cuántos galones de petróleo regados sobre las aguas limpias de los campesinos, a los cuántos policías y soldados asesinados van  a dejar de matar y destruir los elenos? Ya hemos llorado y padecido tanto que las víctimas no son víctimas directas. Ahora reclaman los hijos o los nietos. Unas van por su temporal sustento. Otras tienen resueltos sus problemas, pero “piden” para el ocio y la mendicidad inducida.

Un colombiano  de  mediana edad o ha superado los límites de la juventud o la  madurez, al prender la radio o la TV, encuentra  noticias similares o iguales a las escuchadas hace veinte o treinta años. El plus, la diferencia, está concentrada en el protagonismo del narcotráfico.

No somos tan estúpidos para saber que esta es la defensiva  final de la ciudadanía, el gobierno y la fuerza del Estado. El burro de Troya (no el caballo gigante de la ciudad egea) está al descubierto y sin pasamontaña. Es la hora de Ulises.

 

{cmp_end}{idkey=3720b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12865-la-izquierda-fascista-colombiana][title=LA+IZQUIERDA+FASCISTA+COLOMBIANA][desc=]}

Visto: 40

IVAN CEPEDA,ESCUDERO DE MADURO

{idkey=2881b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12866-ivan-cepeda-escudero-de-maduro][title=IVAN+CEPEDA%2CESCUDERO+DE+MADURO][desc=]}{cmp_start idkey=8101[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12866-ivan-cepeda-escudero-de-maduro][title=IVAN+CEPEDA%2CESCUDERO+DE+MADURO][desc=]}

Eduardo Mackenzie    

El senador  Iván Cepeda Castro se comporta como un agente de la dictadura de Nicolás Maduro y como un encubridor de la crisis humanitaria de Venezuela. El acaba de firmar una carta dirigida al presidente Iván Duque en la que un puñado de activistas de la corriente comunista dicen que rechazan “cualquier beneplácito o acción que implique la participación de Colombia en una confrontación armada con Venezuela”.

¡Que hipocresía!  Ellos saben muy bien que el peligro de una “confrontación armada con Venezuela” viene de Caracas, no de Bogotá ni de Washington. Si de “confrontación armada” se trata es del lado venezolano que hay que buscar las motivaciones. Es allá donde los terroristas del ELN y de las FARC son armados y protegidos. Es de Caracas de donde parten las amenazas más escalofriantes contra Colombia. Pero ante éstas, Cepeda y sus amigos no abren la boca.

Embriagados por el belicismo de Maduro, esta vez redactaron un texto para invertir la realidad de las cosas, como de costumbre, y para cumplir con el ritual de proteger de alguna manera el pellejo de la abyecta tiranía.

Colombia jamás ha amenazado a Venezuela con un ataque militar. Washington tampoco. Quien amenaza a Colombia son los bonzos chavistas. Otra cosa es que Estados Unidos, Colombia y los países del Grupo de Lima, en revuelta contra los horrores que están ocurriendo a diario en Venezuela y empeñados en seguir ayudando a los millones de víctimas del “socialismo del siglo XXI”, se vean precisados a responder si tales acciones son atacadas militarmente por la narco dictadura cubano-venezolana.

El polémico congresista y los firmones le dieron la espalda desde hace 20 años al pueblo venezolano y se han convertido en cómplices de los hambreadores.  Ellos insultan la ayuda humanitaria a la población del vecino país recitando, con Maduro, que son preparativos de guerra.

Cuando los intereses de Colombia están en juego, esas personas se muestran dóciles ante el agresor. El 12 de diciembre pasado, cuando  Maduro vociferó que le iba a dar a Colombia  “una lección de fuerza que no olvidará en mil años”, los comunistas no protestaron. Ellos están convencidos, como Maduro, que “Estados Unidos y Colombia darán un golpe para poner fin a la revolución bolivariana”. El hundimiento de ese reinado de sangre, saqueo y opresión es lo mejor que le puede pasar al mundo.

Nada respondieron las buenas almas compungidas del cepedismo cuando Pedro Carreño, sulfuroso militar retirado y jefe chavista, proclamó, el 9 de julio de 2018, que  Venezuela tiene planes  para realizar ataques aéreos con aviones de combate “contra varios puentes ubicados en el río Magdalena”.  Carreño es de los fanfarrones que cree que puede intimidar a los presidentes Donald Trump e Iván Duque diciendo que “si Estados Unidos invade a Venezuela”, Maduro enviará los Sukois que le ha cedido Putin para “incomunicar a Colombia por vía terrestre” y “destruir los siete puentes que tiene el país sobre el Rio Magdalena”, pues su objetico es “dividir a Colombia en dos”.

Los mamertos tampoco dijeron nada cuando Maduro improvisó, en noviembre de 2018, pocos días después de que Brasil eligiera a Jair Bolsonaro como presidente, unos simulacros de maniobras militares con ayuda de Vladimir Putin, quien envió a Venezuela unos aviones capaces de transportar bombas y misiles nucleares.  Ahí los cepedunos no vieron ningún “peligro de confrontación armada”. No se dijeron “preocupados” por la suerte de Colombia.

Por fortuna, no todos piensan como esa franja perdedora.  Ante las maniobras militares en Venezuela, la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, declaró: “Son mensajes amenazantes, son mensajes contra Trump, contra Colombia, contra el cambio que se ha producido en la política en América Latina”.

Tampoco dijeron nada en 2013 cuando un enorme bombardero ruso, respaldado por dos aviones de largo alcance tipo MiG-31, violaron el espacio aéreo colombiano con el pretexto de que realizaban unas  “operaciones navales y aéreas” con Venezuela y Nicaragua.

El partido que, por órdenes de Stalin, al comienzo de la guerra fría, organizó a las FARC y dirigió esa maquinaria terrorista durante décadas y mató a cerca de medio millón de personas, trata ahora de aparecer como un apóstol de la paz. En su carta a Duque desfiguran la historia al decir: “Colombia ha padecido ya 60 años de confrontación armada que hemos buscado resolver mediante diálogos de paz y no podemos permitir que usted y el gobierno nos conduzcan  a una nueva confrontación armada, ahora de alcance internacional”. Falso. Esos 60 años no fueron de “confrontación” sino de agresión armada unilateral de las FARC y de los otros cuatro aparatos de guerra que, con el apoyo de la URSS, China, Cuba, RDA y Albania desataron una guerra feroz contra la sociedad y el Estado colombiano.

Los “diálogos de paz” solo le dieron una forma más retorcida a esa agresión. Colombia no busca una “nueva confrontación armada internacional”. El brutal régimen narco-chavista y sus aliados rusos, chinos y cubanos son quienes la preparan para evitar el derrumbe final. Pero ni los comunistas bogotanos creen que ese colapso sea evitable. No es sino leer el amargo editorial del semanario Voz de este 14 de febrero. La caída del tinglado chavista lo resumen así: “Todo eso se fue a pique. De manera lenta, como ejecutado con sumo cálculo y paciencia por un demiurgo del mal. La revolución bonita, la más pacífica e inesperada, la de rostro bolivariano, la que extendió su mano solidaria a Cuba y se abrazó con Fidel en un histórico venceremos, parece enfrentada hoy a su última batalla.”

Lo que cuenta es que en esa “última batalla” los verdugos agonizantes de Caracas no puedan apoderarse de un solo palmo de tierra, de la tierra patria colombiana.

 

 

 

{cmp_end}{idkey=2881b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12866-ivan-cepeda-escudero-de-maduro][title=IVAN+CEPEDA%2CESCUDERO+DE+MADURO][desc=]}

Visto: 59

LOS LIDERES SOCIALES Y LA COCA

{idkey=8171b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12838-los-lideres-sociales-y-la-coca][title=LOS+LIDERES+SOCIALES+Y+LA+COCA][desc=]}{cmp_start idkey=8299[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12838-los-lideres-sociales-y-la-coca][title=LOS+LIDERES+SOCIALES+Y+LA+COCA][desc=]}

VARGAS MAURICIO

 
09 de febrero 2019 , 11:50 p.m.

He dedicado las semanas recientes a reunir información sobre el asesinato de líderes sociales en diferentes regiones del país. Aunque el asunto no es sencillo de abordar desde las cifras –de entrada, la definición de qué es un líder social es un tanto difusa–, es posible sacar algunas conclusiones no solo sobre las víctimas, sino –muy importante– sobre sus victimarios.

 

Líder social puede ser todo aquel que ejerce influencia en su comunidad, como dirigente de un sector o como promotor de una causa. Eso va desde el alcalde, el cura y el maestro hasta jefes partidistas y concejales, pasando por líderes juveniles, sindicales, gremiales y de lucha contra la discriminación, y defensores del medioambiente. Otro elemento para tener en cuenta es si el asesinato del líder está relacionado con su condición de dirigente o si se trata de un acto de delincuencia común (como un asalto), un asunto de celos o una disputa de borrachos.

Y, aunque hay muchos casos como estos, sería un error minimizar el fenómeno como en su momento hiciera el entonces mindefensa, Luis Carlos Villegas, quien con ligereza muy suya aseguró, a fines del 2017, que buena parte de estos crímenes se debían a “líos de faldas”. Una porción amplia y significativa de estos asesinatos están relacionados con la tarea que desarrollan estos líderes en su comunidad, y es la parte que corresponde analizar.

En cuanto a los victimarios, la lista es larga. Tanto la Fiscalía como la Procuraduría atribuyen al Eln y las disidencias de las Farc una porción muy importante, no lejana a la mitad de estos homicidios, aunque eso difiere según la región. Otras bandas criminales son causantes de una cantidad muy grande, cercana a la otra mitad de estos crímenes. Y hay un porcentaje menor de homicidas que actúan solos, porque ven en la labor del líder una amenaza a sus intereses particulares.

Cada vez que un líder social impulsa una causa, pisa los callos del Eln, de una disidencia de las Farc, de una ‘bacrim’ o de un hampón con poder en la zona. Un líder social que defiende la cuenca de un río choca con el minero ilegal que explota un yacimiento sin respetar el medioambiente y con el grupo armado que lo protege. Un líder sindical que intenta organizar a los obreros de esa mina ilegal es un palo en la rueda del minero mafioso y de sus padrinos. Un sacerdote que denuncia el microtráfico queda en la mira de la banda que controla las drogas ilícitas. Un maestro que denuncia el reclutamiento de menores por esos grupos también se vuelve objetivo de guerra.

Estos asesinatos han aumentado, y mucho, en las regiones donde, bajo la mirada indiferente del gobierno anterior, se dispararon los cultivos de coca. Cuanta más coca, más dinero ilícito, más armas y más necesidad de esos hampones –Eln, ex-Farc, ‘bacrim’– de dominar la zona, lo que incluye matar a cualquier líder que amenace sus intereses. Lo mismo ocurre con la minería ilegal y otras actividades mafiosas que crecieron en las regiones donde la Fuerza Pública dejó de actuar con la equivocada idea de no generar tensiones con las Farc mientras avanzaba la mesa de La Habana. Regiones en donde luego las Farc se desmovilizaron, y sus disidencias y otros grupos heredaron el poder criminal.

Combatir el asesinato de líderes sociales pasa por una reducción acelerada de los narcocultivos, por activar en esas zonas una política de seguridad y de presencia integral del Estado contra la minería ilegal y otros negocios similares, y por combatir al Eln, a los ex-Farc y a las ‘bacrim’ en sus enclaves. Por eso resulta curioso que muchos de quienes alzan el dedo acusador por esas muertes se opongan a la destrucción de los cultivos de coca o defiendan que no sean extraditados los ex Farc que, como ‘Santrich’, siguen delinquiendo.

MAURICIO VARGAS
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

{cmp_end}{idkey=8171b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F12838-los-lideres-sociales-y-la-coca][title=LOS+LIDERES+SOCIALES+Y+LA+COCA][desc=]}

Visto: 72

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
EL CONSERVATISMO COLOMBIANO,ES UN PARTIDO ESTABLE,NO PERSONALISTA,CON UN PROGRAMA IDEOLOGICO Y POLITICO DE 1O PRINCIPIOS Y 8...
Centro Democrático
IMAGE
EL CENTRO DEMOCRATICO COLOMBIANO ES UN PARTIDO CON JEFE NATURAL Y SIN PROGRAMA DE PRINCIPIOS IDEOLOGICOS Y POLITICOS,FIJOS Y EXPLICIDOS. FUNDADO el...

Usuarios En línea

Hay 3666 invitados y ningún miembro en línea

Indicadores económicos

De impacto

IMAGE
Lunes, 18 Febrero 2019
IMAGE
Lunes, 18 Febrero 2019
IMAGE
Martes, 12 Febrero 2019 Mujeres bellas EN EL ORIENTE
IMAGE
Martes, 12 Febrero 2019 No tan popular en AMERICA
IMAGE
Miércoles, 30 Enero 2019 EN MEDIOS DISTINGUIDOS
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN