Jueves 20 de Junio de 2019
Verdades Confirmadas

aviso
A+ A A-

BANDIDOS DE FIESTA Y CORTES QUIEREN QUE NOS DESCERTIFIQUEN

{idkey=1764b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13376-bandidos-de-fiesta-y-cortes-quieren-que-nos-descertifiquen][title=BANDIDOS+DE+FIESTA+Y+CORTES+QUIEREN+QUE+NOS+DESCERTIFIQUEN][desc=]}{cmp_start idkey=2614[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13376-bandidos-de-fiesta-y-cortes-quieren-que-nos-descertifiquen][title=BANDIDOS+DE+FIESTA+Y+CORTES+QUIEREN+QUE+NOS+DESCERTIFIQUEN][desc=]}

GONSALEZ JOHN

 
 

No solo es que los bandidos estén de fiesta y los derechos de los niños, supuestamente prevalentes, según el artículo 44 de la Constitución, terminen afectados. En un país en el que se violan y asesinan niños por montones, hacerles más restrictivo uno de sus derechos puede ser hasta de las últimas consideraciones de la Corte Constitucional. Ni siquiera es que sean pueriles o contrarios a derecho sus argumentos para anunciar la inconstitucionalidad de apartes del Código de Policía que sancionan el consumo de drogas y alcohol en lugares públicos. Al fin y al cabo, cada sociedad se labra su destino, y Colombia es un país poco serio. Pero a nivel internacional se trata de que somos irresponsables, violamos nuestros compromisos y queremos pasar de agache.

 

No puede ser que la convención de las Naciones Unidas contra el tráfico de drogas de 1988 se hubiera gestado como respuesta al gran crecimiento del narcotráfico y la violencia de los ochenta y que la respuesta de Colombia sea una saga de sentencias que o violan la convención o dejan sin instrumentos al Estado para la lucha contra el narcotráfico y el delito.

Ahí está ese funesto fallo con ponencia del exmagistrado Carlos Gaviria Díaz, quien con invocaciones poéticas y al diálogo con vino despenalizó el consumo de la dosis personal de drogas en 1994, alegando el libre desarrollo de la personalidad. Una sentencia que calificaron de ingenua José Gregorio Hernández y Hernando Herrera Vergara, los dos magistrados que están vivos, de cuatro que salvaron su voto, y que “incentivaría la producción, el tráfico y los carteles de la droga”. Más de 20 años después, en efecto, eso fue lo que sucedió. Todos los estudios que conozco de la Universidad de los Andes, del Departamento Nacional de Planeación y la Fundación Ideas para la Paz muestran que el consumo de drogas se disparó desde comienzos de los noventa, al igual que el microtráfico, y que Colombia pasó de ser productor a uno de los mayores consumidores. ¿Hay manera entonces de que los exmagistrados Eduardo Cifuentes Muñoz y Antonio Barrera Carbonell asuman su cuota de responsabilidad por ese desastre?

Aunque el gobierno de Álvaro Uribe quiso corregir y el Congreso aprobó en 2009 una reforma según la cual “el porte y el consumo de sustancias estupefacientes o sicotrópicas está prohibido, salvo prescripción médica”, la Corte le torció de nuevo el pescuezo a la Constitución al sentenciar en el 2012 que tal prohibición “no conduce a la criminalización de la dosis personal”.

Ahora viene la Corte Constitucional a decir que los dos artículos del Código de Policía no eran necesarios, que existen otros medios, que la medida era irrazonable y que su conclusión tiene en cuenta las obligaciones del bloque de constitucionalidad. Nada más equivocado. Gravísimo error eso de creer que los instrumentos en la lucha contra las drogas actúan o son eficaces aisladamente, que la sociedad es la novela de Robinson Crusoe en la que, además, los recursos son ilimitados y no importa la eficacia para su preservación. Como gravísimo es olvidarse que las drogas son la principal amenaza del país, porque lo cierto es que, con el cuento del libre desarrollo de la personalidad, de la dosis de aprovisionamiento, la licencia para tener 20 plantas de marihuana y el consumo en donde se pegue la gana, Colombia, en la práctica, legalizó la marihuana y es tal vez el país más permisivo en el uso de estupefacientes.

Colombia se da el lujo de violar sus compromisos porque no hay una autoridad internacional que le imponga sanciones y porque cada sociedad es libre de suicidarse, pero estamos haciendo todos los méritos, así el Gobierno no tenga velas en la decisión, para que más temprano que tarde nos descertifiquen.

JOHN MARIO GONZÁLEZ

 

{cmp_end}{idkey=1764b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13376-bandidos-de-fiesta-y-cortes-quieren-que-nos-descertifiquen][title=BANDIDOS+DE+FIESTA+Y+CORTES+QUIEREN+QUE+NOS+DESCERTIFIQUEN][desc=]}

Visto: 46

EL LIBRE DESARROLLO DE LA ANIMALIDAD.

{idkey=3093b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13375-el-libre-desarrollo-de-la-animalidad][title=EL+LIBRE+DESARROLLO+DE+LA+ANIMALIDAD.][desc=]}{cmp_start idkey=6585[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13375-el-libre-desarrollo-de-la-animalidad][title=EL+LIBRE+DESARROLLO+DE+LA+ANIMALIDAD.][desc=]}

Jaime A. Arrubla           

Todo un revuelo nacional ocasionó la decisión mayoritaria de la Corte Constitucional, que declaró inexequibles los artículos del Código de Policía, que prohibían el consumo de licor y de droga en “el espacio público, lugares abiertos al público o que siendo privados trasciendan a lo público” y “en estadios, coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y en general, en el espacio público…”,  con fundamento en el artículo 16 de la Constitución Nacional que consagra el derecho al libre desarrollo de la personalidad, advirtiendo en su comunicado que las normas contenían una  restricción genérica de la libertad, sin atender a los criterios de razonabilidad y proporcionalidad. Uno de los magistrados de la Corporación salvo el voto y si la decisión ocasionó desazón nacional, peor que la decisión misma, fueron las explicaciones y justificaciones desatinadas que la Presidencia de la Corporación salió a ofrecer.

En nuestra opinión, a la Corte se le fue la mano en su celo por defender las libertades a ultranza, y se olvido que la convivencia social exige comportamientos en favor de la sociedad, que también están garantizados por la Constitución.

Lo primero que hay que considerar es que el derecho al libre desarrollo de la personalidad no es un absoluto y el mismo texto de la norma constitucional establece sus límites, cuando advierte: “… sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico”.    Esto quiere decir  claramente, que las personas son libres de consumir drogas y de alicorarse, pero no en cualquier parte,  pues su derecho termina donde empieza el derecho de los demás, de allí las limitaciones racionales y precisas que estableció el Código Nacional de Policía para no permitir su consumo en los espacios públicos.

El artículo 95 de la misma Carta establece que son deberes de toda persona “Respetar los derechos ajenos y no abusar de los propios” y por su parte, el artículo 44 señala que los “derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”.

Los espacios públicos son utilizados por todos los ciudadanos, niños y adolescentes; los parques son frecuentados por toda la ciudadanía, al igual que las calles, las paradas y estaciones del transporte público y los centros deportivos y recreativos. Prohibir que en dichos lugares se consuman “sustancias alcohólicas, psicoactivas o prohibidas”, en nada conculca a los consumidores de estas sustancias para su libre derecho al desarrollo de  la personalidad, pues fuera de dichos espacios, pueden hacer lo que les plazca;  pero permitir el consumo en dichos espacios, no solo coarta los derechos de los menores y de los ciudadanos sino que pone en peligro su  formación y la libre convivencia, privilegiando a algunos pocos y de paso, la actividad delincuencial,  vinculada  a este tipo de consumos.

A veces, por el deseo de impactar y de posar de protectores de libertades ciudadanas, se cae en los extremos; una Corte con control de exequibilidad tiene una gran responsabilidad política al momento de interpretar la Constitución y la decisión que se tomó en esta materia erosiona, la seguridad y salubridad ciudadana. Se pensó en los derechos de consumidores y adictos, pero  no en los derechos de los demás.

Jaime A. Arrubla Todo un revuelo nacional ocasionó la decisión mayoritaria de la Corte Constitucional, que declaró inexequibles los artículos del Código de Policía, que prohibían el consumo de licor y de droga en “el espacio público, lugares abiertos al público o que siendo privados trasciendan a lo público” y “en estadios, coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y en general, en el espacio público…”, con fundamento en el artículo 16 de la Constitución Nacional que consagra el derecho al libre desarrollo de la personalidad, advirtiendo en su comunicado que las normas contenían una restricción genérica de la libertad, sin atender a los criterios de razonabilidad y proporcionalidad. Uno de los magistrados de la Corporación salvo el voto y si la decisión ocasionó desazón nacional, peor que la decisión misma, fueron las explicaciones y justificaciones desatinadas que la Presidencia de la Corporación salió a ofrecer. En nuestra opinión, a la Corte se le fue la mano en su celo por defender las libertades a ultranza, y se olvido que la convivencia social exige comportamientos en favor de la sociedad, que también están garantizados por la Constitución. Lo primero que hay que considerar es que el derecho al libre desarrollo de la personalidad no es un absoluto y el mismo texto de la norma constitucional establece sus límites, cuando advierte: “… sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico”. Esto quiere decir claramente, que las personas son libres de consumir drogas y de alicorarse, pero no en cualquier parte, pues su derecho termina donde empieza el derecho de los demás, de allí las limitaciones racionales y precisas que estableció el Código Nacional de Policía para no permitir su consumo en los espacios públicos. El artículo 95 de la misma Carta establece que son deberes de toda persona “Respetar los derechos ajenos y no abusar de los propios” y por su parte, el artículo 44 señala que los “derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”. Los espacios públicos son utilizados por todos los ciudadanos, niños y adolescentes; los parques son frecuentados por toda la ciudadanía, al igual que las calles, las paradas y estaciones del transporte público y los centros deportivos y recreativos. Prohibir que en dichos lugares se consuman “sustancias alcohólicas, psicoactivas o prohibidas”, en nada conculca a los consumidores de estas sustancias para su libre derecho al desarrollo de la personalidad, pues fuera de dichos espacios, pueden hacer lo que les plazca; pero permitir el consumo en dichos espacios, no solo coarta los derechos de los menores y de los ciudadanos sino que pone en peligro su formación y la libre convivencia, privilegiando a algunos pocos y de paso, la actividad delincuencial, vinculada a este tipo de consumos. A veces, por el deseo de impactar y de posar de protectores de libertades ciudadanas, se cae en los extremos; una Corte con control de exequibilidad tiene una gran responsabilidad política al momento de interpretar la Constitución y la decisión que se tomó en esta materia erosiona, la seguridad y salubridad ciudadana. Se pensó en los derechos de consumidores y adictos, pero no en los derechos de los demás.

{cmp_end}{idkey=3093b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13375-el-libre-desarrollo-de-la-animalidad][title=EL+LIBRE+DESARROLLO+DE+LA+ANIMALIDAD.][desc=]}

Visto: 58

TRANQUILOS...TRANQUILOS.. JEFES GUERRILLEROS

{idkey=5182b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13337-tranquilos-tranquilos-jefes-guerrilleros][title=TRANQUILOS...TRANQUILOS..+JEFES+GUERRILLEROS][desc=]}{cmp_start idkey=8852[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13337-tranquilos-tranquilos-jefes-guerrilleros][title=TRANQUILOS...TRANQUILOS..+JEFES+GUERRILLEROS][desc=]}

José Manuel Acevedo

Parece que el mensaje de la JEP para Santrich, El Paisa, Romaña e Iván Márquez es: “Tú, tranquilo”.

La popular expresión es de Javier Fernández, el ‘cantante del gol’, pero bien pareciera el mensaje que les manda la JEP a Santrich, al ‘Paisa’, a ‘Romaña’, a Iván Márquez o a alias Aldinever: “Tú, tranquilo”. Y es que la ambigua disposición normativa que vino después de los acuerdos de La Habana ha desembocado en una alcahuetería disfrazada de garantismo que promueve la revictimización y estimula la impunidad y la reincidencia.

Para no ir muy lejos, en los casos de Márquez y ‘Aldinever’, tuvieron que pasar un año y tres citas incumplidas entre los últimos meses de marzo y mayo para que la JEP se diera cuenta de que ni al uno ni al otro les interesa responder por su participación en el delito de secuestro.

La apertura del incidente de verificación de incumplimiento –pomposo nombre para una actuación procesal inane– anunciada a finales de la semana pasada contra estos dos exguerrilleros, y el mismo procedimiento que será abierto en estos días contra el sanguinario ‘Romaña’, tardará meses, si no años, en producir consecuencias que en todo caso serán meramente formales. En la práctica, como ha ocurrido con el ‘Paisa’, las órdenes de captura contra los remisos llegan con tanta demora que cada uno de ellos tiene tiempo de escoger, con su agencia de viajes favorita, el lugar de destino y la ruta perfecta para que lo suyo no sea un escape sino un calculado y cómodo viaje en las narices de sus jueces naturales y sus miles de víctimas, que ven cómo la JEP carece de voluntad y fuerza legal para atajarlos y ponerlos en cintura.

Ni siquiera frente a la obviedad de las conductas del ‘Paisa’ ha sido posible excluirlo de los beneficios que le confirió el acuerdo firmado por el gobierno Santos. Lo máximo a lo que se ha llegado en su caso, después de más de un año de llamados infructuosos, es a remitirlo a la fiscalía de la JEP para que allí se tramite una ineficaz orden de captura.

Lo peor es que con la entrada en vigor de la ley estatutaria de la JEP, nada cambiará, y aunque algunos magistrados decían necesitarla para actuar con toda la contundencia frente a los remisos, la propia ley y el régimen de procedimiento establecen una gradualidad en la pérdida de beneficios que a cualquier reo le causaría risa.

Lamentablemente, los hechos muestran que en la JEP no solo existen segundas oportunidades, sino terceras, cuartas y quintas, y cuando, por fin, los jueces deciden ponerse serios, los reos ya han cruzado la frontera con Venezuela y se encuentran cómodamente protegidos por el régimen cómplice de Nicolás Maduro.

¿Será esto lo que llamaban sacrificar una dosis de justicia en aras de conseguir la paz? Me perdonan, pero ni justicia, ni paz ni resarcimiento a las víctimas. Ni siquiera la fecha del 1.° de diciembre de 2016 resultó suficiente para perdonar los pecados, y el jubileo se ha extendido indefinidamente.

La buena noticia es que no hay que hacer trizas el acuerdo para enmendar esta situación, pero sí haría falta una modificación de las normas procesales que rigen la JEP para que quienes han cumplido sigan recibiendo los beneficios pactados, pero quienes se hacen los locos sean excluidos con celeridad y juzgados de conformidad con las leyes ordinarias.

Por mejores intenciones que tengan algunos magistrados de mostrar resultados en ese sentido, la permisividad del sistema y los vacíos jurídicos hacen que los incidentes de incumplimiento sean solo un indignante saludo a la bandera. Por lo pronto, ‘ellos, tranquilos’, mientras los ciudadanos seguimos viendo cómo nos meten un gol tras otro en el amplio arco de la impunidad, sin arqueros ni árbitros.

JOSÉ MANUEL ACEVEDO M.

En Twitter: @JoseMAcevedo

José Manuel Acevedo Parece que el mensaje de la JEP para Santrich, El Paisa, Romaña e Iván Márquez es: “Tú, tranquilo”. La popular expresión es de Javier Fernández, el ‘cantante del gol’, pero bien pareciera el mensaje que les manda la JEP a Santrich, al ‘Paisa’, a ‘Romaña’, a Iván Márquez o a alias Aldinever: “Tú, tranquilo”. Y es que la ambigua disposición normativa que vino después de los acuerdos de La Habana ha desembocado en una alcahuetería disfrazada de garantismo que promueve la revictimización y estimula la impunidad y la reincidencia. Para no ir muy lejos, en los casos de Márquez y ‘Aldinever’, tuvieron que pasar un año y tres citas incumplidas entre los últimos meses de marzo y mayo para que la JEP se diera cuenta de que ni al uno ni al otro les interesa responder por su participación en el delito de secuestro. La apertura del incidente de verificación de incumplimiento –pomposo nombre para una actuación procesal inane– anunciada a finales de la semana pasada contra estos dos exguerrilleros, y el mismo procedimiento que será abierto en estos días contra el sanguinario ‘Romaña’, tardará meses, si no años, en producir consecuencias que en todo caso serán meramente formales. En la práctica, como ha ocurrido con el ‘Paisa’, las órdenes de captura contra los remisos llegan con tanta demora que cada uno de ellos tiene tiempo de escoger, con su agencia de viajes favorita, el lugar de destino y la ruta perfecta para que lo suyo no sea un escape sino un calculado y cómodo viaje en las narices de sus jueces naturales y sus miles de víctimas, que ven cómo la JEP carece de voluntad y fuerza legal para atajarlos y ponerlos en cintura. Ni siquiera frente a la obviedad de las conductas del ‘Paisa’ ha sido posible excluirlo de los beneficios que le confirió el acuerdo firmado por el gobierno Santos. Lo máximo a lo que se ha llegado en su caso, después de más de un año de llamados infructuosos, es a remitirlo a la fiscalía de la JEP para que allí se tramite una ineficaz orden de captura. Lo peor es que con la entrada en vigor de la ley estatutaria de la JEP, nada cambiará, y aunque algunos magistrados decían necesitarla para actuar con toda la contundencia frente a los remisos, la propia ley y el régimen de procedimiento establecen una gradualidad en la pérdida de beneficios que a cualquier reo le causaría risa. Lamentablemente, los hechos muestran que en la JEP no solo existen segundas oportunidades, sino terceras, cuartas y quintas, y cuando, por fin, los jueces deciden ponerse serios, los reos ya han cruzado la frontera con Venezuela y se encuentran cómodamente protegidos por el régimen cómplice de Nicolás Maduro. ¿Será esto lo que llamaban sacrificar una dosis de justicia en aras de conseguir la paz? Me perdonan, pero ni justicia, ni paz ni resarcimiento a las víctimas. Ni siquiera la fecha del 1.° de diciembre de 2016 resultó suficiente para perdonar los pecados, y el jubileo se ha extendido indefinidamente. La buena noticia es que no hay que hacer trizas el acuerdo para enmendar esta situación, pero sí haría falta una modificación de las normas procesales que rigen la JEP para que quienes han cumplido sigan recibiendo los beneficios pactados, pero quienes se hacen los locos sean excluidos con celeridad y juzgados de conformidad con las leyes ordinarias. Por mejores intenciones que tengan algunos magistrados de mostrar resultados en ese sentido, la permisividad del sistema y los vacíos jurídicos hacen que los incidentes de incumplimiento sean solo un indignante saludo a la bandera. Por lo pronto, ‘ellos, tranquilos’, mientras los ciudadanos seguimos viendo cómo nos meten un gol tras otro en el amplio arco de la impunidad, sin arqueros ni árbitros. JOSÉ MANUEL ACEVEDO M. En Twitter: @JoseMAcevedo

{cmp_end}{idkey=5182b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13337-tranquilos-tranquilos-jefes-guerrilleros][title=TRANQUILOS...TRANQUILOS..+JEFES+GUERRILLEROS][desc=]}

Visto: 120

CANDIDATOS VERGONZANTES,QUE OCULTAN SU PASADO

{idkey=8454b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13347-candidatos-vergonzantes-que-ocultan-su-pasado][title=CANDIDATOS+VERGONZANTES%2CQUE+OCULTAN+SU+PASADO][desc=]}{cmp_start idkey=5359[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13347-candidatos-vergonzantes-que-ocultan-su-pasado][title=CANDIDATOS+VERGONZANTES%2CQUE+OCULTAN+SU+PASADO][desc=]}

Jorge Enrique Pava Q.

No se sabe que causa más indignación: si los candidatos que tratan de esconder su procedencia política, su pasado, o su participación en hechos degradantes; o la estrategia de recolectar firmas para presentarse como candidatos independientes, que no es más que una costosa trampa electoral que terminamos pagando todos los ciudadanos.

En ambos casos se trata de un camuflaje con el que creen poder esconder sus antecedentes, o el de sus mentores, y parece que no se dan cuenta de que puede ser una estrategia contraproducente, pues el pueblo, aunque no lo crean, tiene memoria y en épocas electorales se despierta con mayor agudeza.

Es entendible, por ejemplo, que los candidatos que provienen del santismo y que estuvieron acompañando a Juan Manuel Santos durante sus dos nefastos gobiernos, sientan vergüenza de haberlo hecho y de haber servido de instrumentos para devastar nuestro departamento. Es entendible, además, que hoy traten de posar de independientes; de sacudirse todo vestigio de haber colaborado en un gobierno que solo trajo decepciones, olvido y tristezas; de haber hecho eco de promesas incumplidas, y de haber mantenido un engaño permanente que solo podía desembocar en la parálisis del desarrollo manizaleño y caldense.

Es entendible por eso que hoy se presenten como independientes y busquen alianzas soterradas con candidatos y grupos políticos de los que hasta ayer denostaban y despreciaban. Pero que sea entendible no los hace buenos, ni aceptables, ni viables. Repito: el pueblo tiene memoria, y no puede olvidar ocho años de gobierno donde hubo caldenses revestidos de inmenso poder, pero con aparentes instrucciones de darle la espalda a su departamento. ¿O no, Alejandro Maya?

En otro lado están los candidatos vergonzantes de los partidos que los apoyan y que prefieren montar una pantomima disfrazada de voluntad popular. Prefieren renegar de sus mentores en silencio, porque saben que son indispensables para la financiación de sus campañas y el direccionamiento de sus votos, y se presentan ante el electorado también como independientes, sin vínculos políticos ni partidistas, y sin relaciones con actores de quienes puedan heredar antipatía. Son aquellos que se nutren de los dineros de partidos tradicionales, reciben órdenes de sus directores, obedecen directrices de sus estrategas, y se prestan para esa farsa en la que se convirtió la recolección de firmas a favor de los candidatos.

Son candidatos que, aunque llenos de valores, estructura académica e intelectual, desechan sus virtudes para partir de una mentira electoral que necesariamente conllevará a otras, convirtiendo sus campañas en empresas con estructuras mentirosas que en la medida en que crezcan enlodarán más al candidato que las representa. Es, en la práctica, una estrategia que desdice del candidato y opaca su brillantez. ¿O no, Luis Carlos Velásquez? (¿Hace cuatro años cuando Luis Carlos pretendía ser candidato a la alcaldía de Manizales, lo hacía por firmas para demostrar independencia, o era candidato vergonzante de algún partido? ¡No! ¿Por qué hoy sí?).

Y otros que se niegan a perder los espacios políticos que alguna vez tuvieron y que, huérfanos de poder, se empecinan en retomar unas banderas ya desteñidas y raídas, que tratan de enarbolar como si fueran nuevas, pero ante los ojos de los demás no pueden ocultar su estado. Se presentan ahora como independientes y someten su nombre ante los electores como tales, sin decir que les toca recurrir a ello porque las puertas de los partidos se les cierran en su cara para evitar perjuicios políticos. Aquí no son los candidatos los vergonzantes de los partidos; sino los partidos los vergonzantes de los candidatos. ¿O no, Luis Guillermo Giraldo?

¿Y por qué es una trampa electoral? Pues porque mientras a los candidatos no vergonzantes les toca esperar para hacer su campaña publicitaria hasta después del 27 de julio, a los demás les es permitido desplegar toda su fuerza visible desde dos meses antes. Y eso, en política, es mucho tiempo. ¡No parece justo!

Los espero en mi blog www.titepava.com

@titepava

 

{cmp_end}{idkey=8454b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13347-candidatos-vergonzantes-que-ocultan-su-pasado][title=CANDIDATOS+VERGONZANTES%2CQUE+OCULTAN+SU+PASADO][desc=]}

Visto: 140

MISIL CONTRA LA EXTRADICIÒN

{idkey=3312b0[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13258-misil-contra-la-extradicion][title=MISIL+CONTRA+LA+EXTRADICI%C3%92N][desc=]}{cmp_start idkey=2306[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13258-misil-contra-la-extradicion][title=MISIL+CONTRA+LA+EXTRADICI%C3%92N][desc=]}

Rafael Nietio Loaiza

Ilegitimidad de origen. Aunque moleste a muchos, es indispensable recordarlo. De otra manera no se entiende la desconfianza ciudadana frente a las actuaciones de la JEP.

En efecto, la JEP nace de violar el principio fundamental de un estado democrático: respetar el resultado de las urnas. Santos y las Farc se inventaron un plebiscito, cambiaron las reglas para ganarlo, impidieron la financiación pública de los opositores mientras gastaban miles de millones en la campaña del Sí, presionaron a gobernadores y alcaldes y, aún con todas esas y muchas otras ventajas, ganó el No. En Italia y Gran Bretaña los perdedores renunciaron y se respetó el resultado. Acá, con la bendición de una Constitucional que cambió de manera vergonzosa su jurisprudencia en apenas semanas, se aceptó que ese Congreso, enmermelado para un coma diabético, reencauchara el acuerdo rechazado con una “proposición” que ni siquiera tiene respaldo en la ley. El flagrante desconocimiento de la voluntad popular, por mucho que se le haya dado un burdo barniz de legalidad, ahondó una fractura social y política que nació en las elecciones del 2014, cuando se dividió al país en “amigos y enemigos de la paz”, y que hoy sigue viva, profunda, intacta.

Santos, el acuerdo con las Farc y su implementación a las patadas, dividieron el establecimiento y la sociedad colombiana. Un triunfo, en toda la línea, para la izquierda. Para rematar, la JEP le rompe el espinazo a la rama judicial, sus miembros fueron escogidos por cinco personas sin ninguna autoridad (una no es abogada, tres extranjeros), y sin evitar patentes conflictos de interés. Un tribunal que rechazaron los ciudadanos, inventado por las Farc, escogido por designados por las Farc, con abogados de las Farc, y que busca asegurar la impunidad fáctica de los crímenes de las Farc.

Ilegitimidad en el ejercicio. Además, la JEP, aunque “nueva”, sufre de todos los males de la jurisdicción ordinaria. Cien millones de dólares anuales de presupuesto, clientelismo, contratación a dedo, beneficios contractuales para parientes y amigos, ausencia de transparencia en el gasto, pujas internas de poder, burocracia excesiva y altamente ineficiente, algunos magistrados que no dan ni para jueces promiscuos… Y, por supuesto, actuaciones sistemáticas dirigidas a favorecer a las Farc: contratación y pago de sus penalistas defensores, permisos de “vacaciones” en el exterior, blandenguería tolerante con las ausencias de comandantes, encubrimiento y engaño a la justicia (remember Zamora), etcétera.

En conclusión, un engendro. Y después, Santrich. Más allá de la tomadera de pelo con los tiempos (está detenido desde abril del año pasado y la JEP tenía 120 días para decidir), la decisión de la sala que niega la extradición tiene consecuencias gravísimas: A. Prueba que la intención de la mayoría de magistrados no era verificar que los delitos que se le atribuyen habían sido cometidos después de la firma de acuerdo con las Farc, 1 de diciembre de 2016, sino evitar su extradición: no practicaron pruebas, no pidieron testimonios, no revisaron la información de medios (el dibujo de regalo del “ciego” Santrich al capo Rafael Caro, con fecha, por ejemplo), no aceptaron la resolución de acusación de la corte de NY, desecharon los audios de la Fiscalía, etc. B. Le pone un misil a la extradición misma, porque pretendía hacer una “evaluación de la conducta” en Colombia, es decir, un seudojuicio, cuando la lógica de ese mecanismo de cooperación judicial es la inversa: la evaluación de la conducta y de las pruebas se hace en el país requirente, el que solicita la extradición, y no en el requerido. C. Extiende de hecho la jurisdicción de la JEP más allá del 01-12-16. Con ello fomenta el narcotráfico y la reincidencia, porque envía el mensaje perverso de que aún quienes narcotrafican después de la firma del acuerdo disfrutarán de un juez favorable, procedimientos especiales y de las “penas” de mentirillas de la JEP. Y, claro, no serán extraditados. D. Como consecuencia, se desconocen los derechos de las víctimas a la no reincidencia y habrá más violencia.

La renuncia del Fiscal, apenas un gesto de protesta, pero inútil y distractor. Terminó centrando la atención en él y no en el espanto de la decisión de la JEP. Además, esas batallas son para darlas, no para evitarlas. Inoportuna la renuncia de la Ministra de Justicia. Dio la impresión de tener alguna responsabilidad en el episodio cuando no tenía absolutamente ninguna, de manera que el Gobierno terminó asumiendo gratuitamente un costo político.

La apelación de la Procuraduría y la recaptura de Santrich son apenas un consuelo. La batalla por la no extradición queda abierta. Las Farc, que decidieron arroparlo en un peligroso espíritu de cuerpo, temen que en Estados Unidos Santrich se quiebre y cante como una lora. Y ofrezca nuevas pruebas de lo que ya es obvio: que aún hoy hay comandantes de las Farc untados hasta el cuello en narcotráfico, empezando por Iván Márquez, nada menos que el segundo de abordo.

Finalmente, no es la extradición de Santrich lo que amenaza la paz. Lo que fomenta la violencia y mina el acuerdo con las Farc es la reiterada conducta criminal de algunos de sus comandantes. Nos han obligado a tragarnos los sapos de la impunidad y la JEP para los delitos previos a la firma del acuerdo. Pero para los posteriores no puede haber sino justicia implacable.

placable.

{cmp_end}{idkey=3312b1[url=http%3A%2F%2Fwww.diarionacional.co%2Findex.php%2Fcrear-un-articulo-nuevo%2Froot%2Fnacion%2Fverdades-confirmadas%2F13258-misil-contra-la-extradicion][title=MISIL+CONTRA+LA+EXTRADICI%C3%92N][desc=]}

Visto: 206

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
EL CONSERVATISMO COLOMBIANO,ES UN PARTIDO ESTABLE,NO PERSONALISTA,CON UN PROGRAMA IDEOLOGICO Y POLITICO DE 1O PRINCIPIOS Y 8...
Centro Democrático
IMAGE
EL CENTRO DEMOCRATICO COLOMBIANO ES UN PARTIDO CON JEFE NATURAL Y SIN PROGRAMA DE PRINCIPIOS IDEOLOGICOS Y POLITICOS,FIJOS Y EXPLICIDOS. FUNDADO el...

Usuarios En línea

Hay 2746 invitados y ningún miembro en línea

Indicadores económicos

De impacto

IMAGE
Sábado, 08 Junio 2019
IMAGE
Viernes, 07 Junio 2019
IMAGE
Viernes, 07 Junio 2019
IMAGE
Viernes, 07 Junio 2019
IMAGE
Martes, 28 Mayo 2019
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN