Lunes 27 de Enero de 2020
EL DESGASTE DE LOS PAROS Y EL APOYO AL ESMAD

aviso
A+ A A-

EL DESGASTE DE LOS PAROS Y EL APOYO AL ESMAD

VARGAS MAURICIO

 
21 de diciembre 2019 , 10:41 p.m.

Esta semana, Guarumo y Ecoanalítica revelaron una oportuna encuesta sobre la percepción de la situación del país que tienen los colombianos. Realizada en 40 municipios y no solo en las grandes capitales, la investigación constató el desgaste sufrido por el movimiento de marchas y plantones iniciado a mediados de noviembre: 60,9 % de los entrevistados se declararon en desacuerdo con la continuación de las manifestaciones y protestas, mientras que solo 34,3 % se mostró de acuerdo.

Una sorpresa: 59,4 % declaró que tiene una imagen favorable del escuadrón antidisturbios (Esmad), mientras que 32,9 % tiene una imagen desfavorable. De modo consecuente, solo 29,2 % está de acuerdo con el desmonte del Esmad, mientras que 62,4 % se muestra en desacuerdo con acabarlo. Y otro dato: en cuanto a con quiénes debe ser la conversación nacional planteada por el presidente Iván Duque tras el inicio de las protestas, 67,8 % dijo que con todos los sectores, y apenas 22,8 %, que solo sea con el comité del paro, que no luce muy representativo.

La divulgación de estos resultados coincidió este lunes con una lánguida manifestación en la plaza de Bolívar de Bogotá (casi la única ciudad donde siguen las protestas): unos pocos cientos asistieron, dos semanas después de haberla desbordado decenas de miles de marchistas. Recordé una frase de un viejo sindicalista, hoy retirado: “Las protestas son como las fiestas, hay que saber cuándo empezarlas y, sobre todo, cuándo terminarlas”.

Convencidos de que podían imitar lo sucedido en otras latitudes, los organizadores optaron por prolongar su actividad sin reparar en el desgaste que esto implica. Lo que al principio puede ser simpatía se torna pronto en cansancio, pues cuando el centro de una ciudad como Bogotá se paraliza, cientos de miles de trabajadores de los estratos medios y populares sufren lo indecible para llegar a sus puestos y, luego, para regresar a casa.

Con varios días de tardanza, el comité del paro presentó su pliego de peticiones al Gobierno: está cargado de imposibles. No me detengo en esto, pues varios informes de prensa, así como la columna de Thierry Ways el jueves en estas páginas, lo dejaron claro. Destaco solo la exigencia al Gobierno de readquirir las acciones de Ecopetrol que –para financiar las inversiones de la empresa– han sido vendidas a particulares este siglo, y que equivalen al 11 % de la compañía. Recomprarlas nos costaría a los contribuyentes unos 15 billones de pesos.

Esa cifra equivale a un tercio del presupuesto total de inversiones del Gobierno para el año entrante. No explica el comité del paro de dónde saldrían esos recursos: ¿acaso de bajar inversiones y gastos de funcionamiento en salud, educación, infraestructura o seguridad? ¿Acaso de acabar con el programa Familias en Acción? ¿Acaso de paralizar la inversión en el posconflicto? El pliego, al que le fueron colgando demandas de todo tipo hasta completar 104, engordó tanto como adelgazaron las marchas. Los líderes de las protestas perdieron así una oportunidad valiosa de impulsar una negociación viable y sensata ante la que Duque, arrinconado como estaba, lucía más que dispuesto.

El desgaste es general, no solo afecta las protestas. Lo sufre el Presidente, con una imagen favorable de 36,3 % y desfavorable de 52,4 %. Su consuelo es que los demás andan peor: Álvaro Uribe, con 33,5 % favorable y 60,1 % desfavorable; Gustavo Petro, con 24 % favorable y 63 % desfavorable, y Juan Manuel Santos, 22,3 % favorable y 68,4 % desfavorable. Salvo Duque, todos enfrentan un rechazo superior al 60 %, tal y como ocurre con la continuación de las protestas, dato que mencioné al inicio. Alguien debe decirle al comité del paro que, cuando el desgaste es generalizado, nadie está en condiciones de plantear exigencias maximalistas.

MAURICIO VARGAS

 
21 de diciembre 2019 , 10:41 p.m.

Esta semana, Guarumo y Ecoanalítica revelaron una oportuna encuesta sobre la percepción de la situación del país que tienen los colombianos. Realizada en 40 municipios y no solo en las grandes capitales, la investigación constató el desgaste sufrido por el movimiento de marchas y plantones iniciado a mediados de noviembre: 60,9 % de los entrevistados se declararon en desacuerdo con la continuación de las manifestaciones y protestas, mientras que solo 34,3 % se mostró de acuerdo.

Una sorpresa: 59,4 % declaró que tiene una imagen favorable del escuadrón antidisturbios (Esmad), mientras que 32,9 % tiene una imagen desfavorable. De modo consecuente, solo 29,2 % está de acuerdo con el desmonte del Esmad, mientras que 62,4 % se muestra en desacuerdo con acabarlo. Y otro dato: en cuanto a con quiénes debe ser la conversación nacional planteada por el presidente Iván Duque tras el inicio de las protestas, 67,8 % dijo que con todos los sectores, y apenas 22,8 %, que solo sea con el comité del paro, que no luce muy representativo.

La divulgación de estos resultados coincidió este lunes con una lánguida manifestación en la plaza de Bolívar de Bogotá (casi la única ciudad donde siguen las protestas): unos pocos cientos asistieron, dos semanas después de haberla desbordado decenas de miles de marchistas. Recordé una frase de un viejo sindicalista, hoy retirado: “Las protestas son como las fiestas, hay que saber cuándo empezarlas y, sobre todo, cuándo terminarlas”.

Convencidos de que podían imitar lo sucedido en otras latitudes, los organizadores optaron por prolongar su actividad sin reparar en el desgaste que esto implica. Lo que al principio puede ser simpatía se torna pronto en cansancio, pues cuando el centro de una ciudad como Bogotá se paraliza, cientos de miles de trabajadores de los estratos medios y populares sufren lo indecible para llegar a sus puestos y, luego, para regresar a casa.

Con varios días de tardanza, el comité del paro presentó su pliego de peticiones al Gobierno: está cargado de imposibles. No me detengo en esto, pues varios informes de prensa, así como la columna de Thierry Ways el jueves en estas páginas, lo dejaron claro. Destaco solo la exigencia al Gobierno de readquirir las acciones de Ecopetrol que –para financiar las inversiones de la empresa– han sido vendidas a particulares este siglo, y que equivalen al 11 % de la compañía. Recomprarlas nos costaría a los contribuyentes unos 15 billones de pesos.

Esa cifra equivale a un tercio del presupuesto total de inversiones del Gobierno para el año entrante. No explica el comité del paro de dónde saldrían esos recursos: ¿acaso de bajar inversiones y gastos de funcionamiento en salud, educación, infraestructura o seguridad? ¿Acaso de acabar con el programa Familias en Acción? ¿Acaso de paralizar la inversión en el posconflicto? El pliego, al que le fueron colgando demandas de todo tipo hasta completar 104, engordó tanto como adelgazaron las marchas. Los líderes de las protestas perdieron así una oportunidad valiosa de impulsar una negociación viable y sensata ante la que Duque, arrinconado como estaba, lucía más que dispuesto.

El desgaste es general, no solo afecta las protestas. Lo sufre el Presidente, con una imagen favorable de 36,3 % y desfavorable de 52,4 %. Su consuelo es que los demás andan peor: Álvaro Uribe, con 33,5 % favorable y 60,1 % desfavorable; Gustavo Petro, con 24 % favorable y 63 % desfavorable, y Juan Manuel Santos, 22,3 % favorable y 68,4 % desfavorable. Salvo Duque, todos enfrentan un rechazo superior al 60 %, tal y como ocurre con la continuación de las protestas, dato que mencioné al inicio. Alguien debe decirle al comité del paro que, cuando el desgaste es generalizado, nadie está en condiciones de plantear exigencias maximalistas.

MAURICIO VARGAS

 
21 de diciembre 2019 , 10:41 p.m.

Esta semana, Guarumo y Ecoanalítica revelaron una oportuna encuesta sobre la percepción de la situación del país que tienen los colombianos. Realizada en 40 municipios y no solo en las grandes capitales, la investigación constató el desgaste sufrido por el movimiento de marchas y plantones iniciado a mediados de noviembre: 60,9 % de los entrevistados se declararon en desacuerdo con la continuación de las manifestaciones y protestas, mientras que solo 34,3 % se mostró de acuerdo.

Una sorpresa: 59,4 % declaró que tiene una imagen favorable del escuadrón antidisturbios (Esmad), mientras que 32,9 % tiene una imagen desfavorable. De modo consecuente, solo 29,2 % está de acuerdo con el desmonte del Esmad, mientras que 62,4 % se muestra en desacuerdo con acabarlo. Y otro dato: en cuanto a con quiénes debe ser la conversación nacional planteada por el presidente Iván Duque tras el inicio de las protestas, 67,8 % dijo que con todos los sectores, y apenas 22,8 %, que solo sea con el comité del paro, que no luce muy representativo.

La divulgación de estos resultados coincidió este lunes con una lánguida manifestación en la plaza de Bolívar de Bogotá (casi la única ciudad donde siguen las protestas): unos pocos cientos asistieron, dos semanas después de haberla desbordado decenas de miles de marchistas. Recordé una frase de un viejo sindicalista, hoy retirado: “Las protestas son como las fiestas, hay que saber cuándo empezarlas y, sobre todo, cuándo terminarlas”.

Convencidos de que podían imitar lo sucedido en otras latitudes, los organizadores optaron por prolongar su actividad sin reparar en el desgaste que esto implica. Lo que al principio puede ser simpatía se torna pronto en cansancio, pues cuando el centro de una ciudad como Bogotá se paraliza, cientos de miles de trabajadores de los estratos medios y populares sufren lo indecible para llegar a sus puestos y, luego, para regresar a casa.

Con varios días de tardanza, el comité del paro presentó su pliego de peticiones al Gobierno: está cargado de imposibles. No me detengo en esto, pues varios informes de prensa, así como la columna de Thierry Ways el jueves en estas páginas, lo dejaron claro. Destaco solo la exigencia al Gobierno de readquirir las acciones de Ecopetrol que –para financiar las inversiones de la empresa– han sido vendidas a particulares este siglo, y que equivalen al 11 % de la compañía. Recomprarlas nos costaría a los contribuyentes unos 15 billones de pesos.

Esa cifra equivale a un tercio del presupuesto total de inversiones del Gobierno para el año entrante. No explica el comité del paro de dónde saldrían esos recursos: ¿acaso de bajar inversiones y gastos de funcionamiento en salud, educación, infraestructura o seguridad? ¿Acaso de acabar con el programa Familias en Acción? ¿Acaso de paralizar la inversión en el posconflicto? El pliego, al que le fueron colgando demandas de todo tipo hasta completar 104, engordó tanto como adelgazaron las marchas. Los líderes de las protestas perdieron así una oportunidad valiosa de impulsar una negociación viable y sensata ante la que Duque, arrinconado como estaba, lucía más que dispuesto.

El desgaste es general, no solo afecta las protestas. Lo sufre el Presidente, con una imagen favorable de 36,3 % y desfavorable de 52,4 %. Su consuelo es que los demás andan peor: Álvaro Uribe, con 33,5 % favorable y 60,1 % desfavorable; Gustavo Petro, con 24 % favorable y 63 % desfavorable, y Juan Manuel Santos, 22,3 % favorable y 68,4 % desfavorable. Salvo Duque, todos enfrentan un rechazo superior al 60 %, tal y como ocurre con la continuación de las protestas, dato que mencioné al inicio. Alguien debe decirle al comité del paro que, cuando el desgaste es generalizado, nadie está en condiciones de plantear exigencias maximalistas.

MAURICIO VARGAS

 

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
EL CONSERVATISMO COLOMBIANO,ES UN PARTIDO ESTABLE,NO PERSONALISTA,CON UN PROGRAMA IDEOLOGICO Y POLITICO DE 1O PRINCIPIOS Y 8...
Centro Democrático
IMAGE
EL CENTRO DEMOCRATICO COLOMBIANO ES UN PARTIDO CON JEFE NATURAL Y SIN PROGRAMA DE PRINCIPIOS IDEOLOGICOS Y POLITICOS,FIJOS Y EXPLICITOS. FUNDADO el...

Usuarios En línea

Hay 4532 invitados y ningún miembro en línea

Indicadores económicos

De impacto

IMAGE
Sábado, 25 Enero 2020
IMAGE
Jueves, 23 Enero 2020
IMAGE
Viernes, 03 Enero 2020
IMAGE
Viernes, 03 Enero 2020
IMAGE
Viernes, 03 Enero 2020
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN