Lunes 9 de Diciembre de 2019
Notibreves

aviso
A+ A A-

LA GEOPOLITICA CON VENEZUELA EN 2019

MARULANDA3

 

13/12/2018 | John Marulanda

El próximo 10 de enero se reposicionará la tiranía en Caracas mientras Estados Unidos, Brasil, Colombia y el Grupo de Lima, arrecian su bloqueo económico, político y diplomático para sacar a Maduro. Al interior del país, podría reanudarse la “guarimba” callejera o darse un pronunciamiento militar, no obstante, la represión orquestada por el G2 cubano. Pero lo más probable, es que, apoyada por Rusia, China, Irán, Turquía y Cuba, la dictadura comunista se endurezca sobre el hambre, la enfermedad, el crimen y la diáspora venezolanos.

Ante la exigüidad de su petróleo, la manguala madurista ha feriado a China, Rusia y Turquía, su oro, diamantes, coltán, torio y otros minerales. En lo castrense, recientes acuerdos técnico-militares con el Kremlin, garantizan que la maquinaria bélica del régimen, amenaza latente para Colombia, se mantenga aceitada. El domingo anterior aterrizaron en Maiquetía dos aviones de guerra rusos, los más grandes del mundo, mientras Irán anunció que enviará “…dos o tres naves con helicópteros especiales a Venezuela…”.

¿Reaccionará Washington? No lo hizo en el 2008 cuando por primera vez un buque nuclear ruso de guerra se paseó por Nicaragua, Cuba y Venezuela, ni en el 2013 cuando otros dos aviones estratégicos Tupolev violaron el espacio aéreo colombiano: operaba el buenismo de Obama. Ahora, el jupiteriano Trump puede reaccionar de otra manera.

Y si es así ¿cómo jugarán Duque y Bolsonaro? ¿Y López Obrador? Sin mencionar a Xi Ping, ni a la OTAN. La tirantez comercial USA-China; la tensión militar Rusia-OTAN-USA; la incertidumbre sobre Irán y el juego geoestratégico turco —Erdogan estuvo en Miraflores hace pocos días, lo mismo que un alto funcionario de Corea del Norte— no indician nada bueno con todos estos rivales y enemigos declarados de Estados Unidos, concentrados en Venezuela y jugando al ritmo del Plan Zamora.

Aunque Venezuela siempre ha jugado a ser víctima, en las circunstancias actuales no le será difícil cambiar su papel al de agresor. Y en la complicación político-militar que se avizora, nos asalta el permanente temor de una acción militar fronteriza que se salga de control. Con los aplausos castristas y orteguistas podríamos enrumbar a un indeseable brete en el cual participarían, además, las narco-estructuras de Hezbolá, las farc y el eln.

La dinámica geopolítica regional, podría rechinar durante el 2019.

 

 

13/12/

Visto: 1056

PETRO ES MALUCO,MUY MALUCO

NIETO3

Quisiera no escribir de nuevo sobre Petro, pero él lo hace inevitable.

Amenaza: dice que “deben suspenderse las discusiones electorales y preparar los momentos de la movilización generalizada” dizque porque “no estamos en una democracia” y se “debe entender que han dado la orden de destruirnos”. Se abstiene de decir quien habría dado semejante orden, orden que no existe sino en su imaginación febril. Otra vez, como tantas otras y basta recordar su alcaldía, Petro se victimiza, Petro amenaza, Petro usa la calle para esconder y excusar su conducta contraria a derecho.

Petro se contradice una y otra vez: el día en que se hizo público, Paloma Valencia dijo que el del video era Juan Carlos Montes. Pero el senador dio una versión distinta: el video es” del año 2005 donde un amigo mío, Simón Vélez, me presta un dinero”. Solo dos días después acepta que el que sale no es Vélez sino Juan Carlos Montes, su amigo y compañero del M-19. Por su lado, su abogado afirmó que el dinero era para “la recolección de recursos para el movimiento”. Vélez desmiente públicamente a Petro y dice que nunca le ha prestado. Entonces, el senador cambia y sostiene que no era un préstamo sino un “aporte”. En otro trino, dice que en el video “se habla del anticipo que acabo de hacer aprobar para campañas electorales presidenciales. Yo apoyo a Navarro en ese momento”. Navarro también lo desmiente. Petro recula de nuevo y en otro trino dice que “Simón debe aclarar si lo hizo a título de préstamo o aporte”. Más tarde, sin embargo, en entrevista con Vicky Dávila, vuelve a decir que el dinero es de un “préstamo” y que era dinero para su campaña.

Varios días después, en facebook, dice que “la imagen la conocí en el 2015 porque el que la graba me la presentó”. Al día siguiente, con Vicky, matiza para decir que fue en el 2015” aproximadamente”. Y dice que cuando lo conoció entra” en depresión”. “No entiendo como a un amigo se le graba”, agrega. Dice también que “si [el presidente del Senado] Macías me deja hablar, yo no habría tenido certeza de que fecha era”.

Si Petro conoce el video en el 2015, ¿cómo se explica que primero diga que el del video era Vélez y solo después reconozca que era Montes? Si para él fue tan impactante el video que se deprimió, ¿cómo es que no sabe ni siquiera el año exacto, no habría sabido la fecha si lo hubieran dejado intervenir en el Senado en la noche en que se hicieron públicas las imágenes y ahora la fecha es “2015 aproximadamente”. ¿Cómo es que no sabe si es préstamo o aporte o anticipo? Y si eran tan amigos, ¿por qué no habló con Vélez desde 2015 para aclararlo? ¿Y por qué en un caso es para Navarro y en el otro para una campaña suya?

Tampoco es claro sobre el video mismo. En un trino dice que fue grabado “sin su voluntad”. En facebook en cambio dice que él “había observado la cámara de casete VH5 que apuntaba a la mesa” y que le “dieron ganas de apuntarla a otro lado, pero no tenía nada porque desconfiar de Juan Carlos”. Es decir, aceptó que lo grabaran. Primero se quejó de que no tenía sonido, después en facebook que “el audio del video lo dice todo”. Los audios conocidos son muy malos y en las partes sin problemas de sonido no dicen lo que Petro sostiene que se oye. Pero Petro afirma que él si tiene el audio completo porque “tenemos el original del video con su vieja tecnología … en donde técnicamente se puede establecer con claridad la fecha y las frases que digo en ese mismo video”. Al día siguiente con Vicky, sin embargo, sostiene que “el que menos tiene ese video soy yo”. ¿Lo tiene o no lo tiene? Si lo tiene, que lo entregue. Tendríamos plena claridad sobre su contenido. Si no lo tiene, que es su última versión, lo debe tener Montes, con quien Petro ya habló. Pero si no lo tiene ¿con qué audio afirma lo que sostiene en facebook para exculparse y que no se oye en el video conocido?

Sobre el propósito de la grabación y quien lo entrega también tiene versiones distintas. En los primeros trinos dice que “no entiendo porque no dicen la verdad. El video lo entregó la misma fiscalía”, que “creo que el que lo hace [grabar] lo hace con intención de ponerme bajo chantaje en búsqueda de posibilidades de empleo futuro. Por eso dura 14 años guardado y creo que con la pérdida de la presidencial se deciden a venderlo”, y que “el problema está en que quien lo vendió también vende una declaración falsa”. En facebook en cambio sostiene que “lo extraen del computador de Juan Carlos pagando hackers poderosos … el video fue extraído criminalmente por criminales” y con Vicky le quita cualquier afán extorsivo a la grabación de su amigo Montes. ¿Dice que no había ánimo extorsivo para dar la impresión de que el contenido del video es inocente? Si Montes lo grabó, ¿fue para documentar su vida, como Petro ha dicho que le gusta a su amigo? ¿O tenía otro propósito? Si era inocente, ¿para qué grabar? ¿Y por qué se lo lleva Montes a Petro cuando lo echan de su puesto en la administración? ¿Por qué Petro pasa de su versión de que lo entregó la Fiscalía a que lo venden y de ahí a lo del robo del hacker? Y si Petro ya sabía desde el 2015 que lo había grabado Montes, ¿por qué no lo dijo desde el principio? ¿Y por qué primero, sin nombrarlo, dice que Montes (“el que lo hace’) “quiere ponerlo bajo chantaje”, si en el 2015 no lo extorsionó?

Puedo seguir con inconsistencias y contradicciones. No hay un solo punto en que no las haya. No tengo espacio. Es claro que, si Petro ya conocía el video desde 2015, debería tener una sola versión de los hechos y debería haberla dado la noche misma en que se transmitió el video. No sé cuál será la verdad. Y no sé si detrás de todo habrá una conducta ilícita. Pero no hay duda de que todo es absolutamente sospechoso y maluco, muy maluco.

 

Visto: 871

LA HORA DE LA REORGANIZACION DEL PARTIDO CONSERVADOR

 

jaimes-espinosa 4

JOSE  MANUEL  JAIMES  ESPINOSA

El ultimo mes del 2.018 y el primer mes del 2.019,son los tiempos indicados y acostumbrados para pensar en el inmediato futuro, y màs despuès de haber transcurrido los 100 primeros dìas de gobierno del presidente IVAN DUQUE y estar iniciandose un año electoral en Colombia.

De ahì que estemos observado ya en los diversos Partidos muchas inquietudes y actividades de reorganizaciòin polìtica y electoral;aunque tambien algunas colectividades no despiertan y duermen el sueño de los justos,como el Partido Conservador.

El Conservatismo viene de una etapa muy dificil y funesta,originada en los ocho años del gobierno del expresidente Santos;en el cual era vital,mantener dividido al Partido Conservador con el señuelo de la corrupciòn y la mermelada;fueron ocho años de infierno y total ignominia para sus princìpios,su disciplina y existencia.

Superada esa etapa nefanda;tenemos ahora un gobierno amigo nacido de una coaliciòn de CENTRO DERECHA,que debemos mantener y apoyar para bien del Pais y el Conservatismo; y que para lograrlo de manera eficaz,debemos procurar tener y ofrecer un PARTIDO CONSERVADOR unido y fuerte.

Pensamos que ha llegado la hora,de trabajar,por ese CONSERVATISMO UNIDO Y FUERTE,mediante una CONVENCION NACIONAL EJEMPLAR , UNA REFORMA DE ESTATUTOS ADECUADA Y UN NUEVO DIRECTORIO NACIONAL DE LIDERES DE VERDAD.

Visto: 1183

LOS POPULISTAS Y LAS MENTIRAS TRIBUTARIAS

 
VARGAS MAURICIO

A mediados de los ochenta, cuando me iniciaba como reportero político en ‘Semana’, cubrí por primera vez los debates parlamentarios para una reforma tributaria. Desde entonces he seguido más de una docena de proyectos de impuestos. En todos los casos he escuchado que la iniciativa se va a hundir. Y en todos los casos ha terminado aprobada.

La sensación de ‘déjà vu’ se hace más fuerte cuando escucho los mismos argumentos ligeros de siempre: que el pueblo ya no aguanta más impuestos y toda la secuencia de lugares comunes populistas –muchos de ellos, descaradas mentiras– que llenan los titulares estos días. Hasta connotados expresidentes de la república –los mismos que en su tiempo subieron el IVA– salen ahora a rasgarse las vestiduras.

 

El tema necesita un debate desapasionado que deje por fuera tanta verborrea barata. El hueco fiscal dejado por el gobierno botaratas de Juan Manuel Santos y el sartal casi infinito de costosos compromisos que nos heredó obligan a su sucesor a poner la casa en orden. La sola JEP, que arrancó con un presupuesto anual de 200.000 millones de pesos, ya demanda para el año entrante 370.000 millones. Y eso que nos la vendieron como un pequeño tribunal que se iba a ocupar de casos emblemáticos.

Lo anterior no quiere decir que el proyecto de ley de financiamiento (el disfraz que el minhacienda, Alberto Carrasquilla, le puso a la tributaria) acierte en los caminos para resolver el lío. Da en el clavo cuando busca bajar el impuesto de renta, pues la carga tributaria sobre las empresas –lo mismo las grandes que las pequeñas– se incrementó en exceso en el pasado y tiene frenadas la inversión y la generación de empleo. Aunque suene popular eso de ‘gravar duro a los ricos’, la inmensa mayoría de las empresas son medianas y pequeñas, y sus dueños no son ricos. La carga ha sido tan pesada que después de bajar casi 10 puntos porcentuales en 15 años, el desempleo rebrotó desde el año pasado y anda por el 9,5 por ciento.

En lo del IVA hay acierto y error. 
Acierto en gravar muchos más productos, incluidos varios de la canasta familiar, aunque suene impopular (los impuestos siempre lo son). Dejar productos sin IVA es una invitación a la evasión: sin IVA no hacen falta facturas, y si una empresa no tiene que facturar, puede declarar de renta lo que le dé la gana, pues no hay cómo comprobar cuánto vendió.

El error es pretender que ese IVA a productos de la canasta familiar quede en la tarifa del 19 por ciento que nos clavó para la mayoría de los demás bienes de consumo el gobierno de Santos. Semejante golpe afectaría de manera grave el consumo, como lo demuestran varios estudios, e impulsaría la inflación. Lo mejor sería una tarifa muy inferior (del 8 por ciento, o menos) que tenga el efecto positivo antievasión pero no golpee el consumo.

Otro rubro que parece excesivo es el impuesto al patrimonio. Es cierto que golpea a los más ricos, pero en algunos casos los golpea tanto que los anima a sacar sus inversiones de Colombia y llevárselas a otros países. Y eso frena la economía y sube el desempleo.

¿Y el ahorro en el gasto público? El Gobierno efectuó algunos recortes, pero podría hacer más. Eso sí, hizo algo histórico, que nadie le ha reconocido: el presupuesto para 2019 es el primero en 18 años sin cupos indicativos, esos billones de pesos que se esfumaban en contratos de obras regionales –muchas no las hacían– recomendados por congresistas: la famosa y corrupta ‘mermelada’. Cortar con esa práctica criminal es un gran logro, aunque puede llevar a que muchos congresistas, insatisfechos por la falta de jalea, quieran hundir la tributaria. El presidente Iván Duque ha estado tímido en la defensa de su proyecto. Tiene que remangarse y meterse más en el asunto porque si no expone sus razones, el debate lo van a ganar las mentiras populistas.

MAURICIO VARGAS

 
10 de noviembre 2018 , 11:24 p.m.

A mediados de los ochenta, cuando me iniciaba como reportero político en ‘Semana’, cubrí por primera vez los debates parlamentarios para una reforma tributaria. Desde entonces he seguido más de una docena de proyectos de impuestos. En todos los casos he escuchado que la iniciativa se va a hundir. Y en todos los casos ha terminado aprobada.

La sensación de ‘déjà vu’ se hace más fuerte cuando escucho los mismos argumentos ligeros de siempre: que el pueblo ya no aguanta más impuestos y toda la secuencia de lugares comunes populistas –muchos de ellos, descaradas mentiras– que llenan los titulares estos días. Hasta connotados expresidentes de la república –los mismos que en su tiempo subieron el IVA– salen ahora a rasgarse las vestiduras.

 

El tema necesita un debate desapasionado que deje por fuera tanta verborrea barata. El hueco fiscal dejado por el gobierno botaratas de Juan Manuel Santos y el sartal casi infinito de costosos compromisos que nos heredó obligan a su sucesor a poner la casa en orden. La sola JEP, que arrancó con un presupuesto anual de 200.000 millones de pesos, ya demanda para el año entrante 370.000 millones. Y eso que nos la vendieron como un pequeño tribunal que se iba a ocupar de casos emblemáticos.

Lo anterior no quiere decir que el proyecto de ley de financiamiento (el disfraz que el minhacienda, Alberto Carrasquilla, le puso a la tributaria) acierte en los caminos para resolver el lío. Da en el clavo cuando busca bajar el impuesto de renta, pues la carga tributaria sobre las empresas –lo mismo las grandes que las pequeñas– se incrementó en exceso en el pasado y tiene frenadas la inversión y la generación de empleo. Aunque suene popular eso de ‘gravar duro a los ricos’, la inmensa mayoría de las empresas son medianas y pequeñas, y sus dueños no son ricos. La carga ha sido tan pesada que después de bajar casi 10 puntos porcentuales en 15 años, el desempleo rebrotó desde el año pasado y anda por el 9,5 por ciento.

En lo del IVA hay acierto y error. 
Acierto en gravar muchos más productos, incluidos varios de la canasta familiar, aunque suene impopular (los impuestos siempre lo son). Dejar productos sin IVA es una invitación a la evasión: sin IVA no hacen falta facturas, y si una empresa no tiene que facturar, puede declarar de renta lo que le dé la gana, pues no hay cómo comprobar cuánto vendió.

El error es pretender que ese IVA a productos de la canasta familiar quede en la tarifa del 19 por ciento que nos clavó para la mayoría de los demás bienes de consumo el gobierno de Santos. Semejante golpe afectaría de manera grave el consumo, como lo demuestran varios estudios, e impulsaría la inflación. Lo mejor sería una tarifa muy inferior (del 8 por ciento, o menos) que tenga el efecto positivo antievasión pero no golpee el consumo.

Otro rubro que parece excesivo es el impuesto al patrimonio. Es cierto que golpea a los más ricos, pero en algunos casos los golpea tanto que los anima a sacar sus inversiones de Colombia y llevárselas a otros países. Y eso frena la economía y sube el desempleo.

¿Y el ahorro en el gasto público? El Gobierno efectuó algunos recortes, pero podría hacer más. Eso sí, hizo algo histórico, que nadie le ha reconocido: el presupuesto para 2019 es el primero en 18 años sin cupos indicativos, esos billones de pesos que se esfumaban en contratos de obras regionales –muchas no las hacían– recomendados por congresistas: la famosa y corrupta ‘mermelada’. Cortar con esa práctica criminal es un gran logro, aunque puede llevar a que muchos congresistas, insatisfechos por la falta de jalea, quieran hundir la tributaria. El presidente Iván Duque ha estado tímido en la defensa de su proyecto. Tiene que remangarse y meterse más en el asunto porque si no expone sus razones, el debate lo van a ganar las mentiras populistas.

MAURICIO VARGAS

 

Visto: 1214

DUQUE UN TIPO TRABAJADOR PERO INGENUO

 
 

¿De dónde vendrá ese primer plazo de cien días para medir un gobierno? Debe tratarse de una invención periodística, porque a escasos tres meses de posesionado, a Duque solo lo podemos conocer a medias por su tono y actitud.

Se ve que es estudioso, sereno, trabajador incansable –algunos dicen que frenético, y que ya hay ministros que se sienten reventados–; pero a veces parecería que entre tanta trabajadera hace falta coordinación, pues varias veces ha tenido que salir a corregirle la plana a un ministro o a algún otro alto funcionario. Es frío a la hora de tomar decisiones, y se ve muy empoderado y seguro en el cargo. Es alegre. Es joven.Pero joven juvenil, no joven viejo, que los hay.

 

Joven en su manera de ver las cosas, e incluso en su ingenuidad. Solo un joven ingenuo se atreve a hacer lo que está haciendo con el Congreso. Y no pocos son pesimistas frente a esa apuesta. 

El país no estaba preparado para entender que la agenda legislativa transcurre más despacio porque hay un cambio de tercio en las costumbres políticas, y eso la opinión lo confunde con falta de liderazgo. Pero menos aún estaba preparado el Congreso, y en cien días es imposible que cambie la forma que tenía de relacionarse con el Gobierno, a punta de dádivas y cupos indicativos.

Duque es un liberal de centro. A algún analista le oí decir que su estilo se parece al del expresidente Julio César Turbay, en cuya escuela se formó su propio padre, Iván Duque Escobar. Trata de caer bien, no es confrontacional, pero es leal a sus principios.

Y es muy buen amigo de sus amigos. Tanto que circula por ahí un chiste: que para trabajar en este gobierno no sirve ser amigo de Uribe o militar en el Centro Democrático, sino cumplir uno de los siguientes cuatro requisitos: haber trabajado en el BID, haber vivido en Washington, haber estudiado en el colegio Rochester o en la Universidad Sergio Arboleda. Por lo cual queda claro que se siente cómodo trabajando con la gente que conoce, y en ese aspecto mira con cierto desdén las etiquetas que impone la política. No ha cometido el error de estigmatizar a sus contradictores.

Pero, además, es audaz y corajudo: asumió él mismo el costo político de la polémica reforma tributaria con el camionado de IVA que vendría, de la que nadie está responsabilizando a un fusible como es el minhacienda, que llegó al Gobierno ya bastante chamuscado. Ante los peores críticos de su ley de financiamiento, Duque responde serenamente: busquemos alternativas, no estoy en un concurso de vanidades. 

Sobre su línea de gobierno ya hay cosas claras: solo cansancio les quedó a quienes llevan cien días esperando a que el presidente Duque haga trizas el acuerdo de paz o que le embole los zapatos al expresidente Uribe. Acerca del posconflicto, invertirá en él algo así como 8 billones de pesos. Y sobre Uribe, no son muy conocidos pero sí han sido reales los reclamos que el senador y su partido le hacen al Presidente sobre nombramientos de personas que no gustan porque los han insultado por Twitter, pero que Duque sostiene en el puesto, porque a él sí le gustan; públicas son las diferencias que hay en temas claves como el IVA a la canasta familiar. Claro. Ya los del Polo opinan que estos desencuentros, que han sido manejados con cortesía entre ambos, solo son una “puesta en escena”. Por el contrario, creo que esas relaciones están en observación y en una de estas pasan a cuidados intensivos. 

Otra cualidad que se le ha notado a Duque en este examen de los cien días es que tiene cuero. No ha caído en la provocación de quienes lo califican de ligero, de superficial, de mascota de Uribe, de amigo de Maluma. En eso ha mostrado temple de estadista (aunque sí se le fue la mano al proponerle a Carlos Vives que se lanzara a la alcaldía de Santa Marta. Déjelo tranquilo cantando, Presidente). 

Es buen comunicador. Debería intervenir más en alocuciones oficiales para volverse el defensor principal de sus reformas. 

Pero, quizás en su afán de no mostrar un gobierno demasiado bogotano, ha concentrado sus primeros cien días en sus viajes por la provincia, y Bogotá atraviesa un momento en que no le vendría mal un empujoncito de ánimo del propio Duque, quien debería mostrarse un poquito más bogotano.

La última cosa para decir sobre Duque: es un buen tipo. Pero, como me dijo un amigo mío: eso, para un presidente, puede llegar a ser fatal. 

Entre tanto… No más ataques contra la sede de RCN. No es a un edificio. Es a la libertad de expresión.

MARÍA ISABEL RUEDA

RUEDA MARIA I

Visto: 1297

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
EL CONSERVATISMO COLOMBIANO,ES UN PARTIDO ESTABLE,NO PERSONALISTA,CON UN PROGRAMA IDEOLOGICO Y POLITICO DE 1O PRINCIPIOS Y 8...
Centro Democrático
IMAGE
EL CENTRO DEMOCRATICO COLOMBIANO ES UN PARTIDO CON JEFE NATURAL Y SIN PROGRAMA DE PRINCIPIOS IDEOLOGICOS Y POLITICOS,FIJOS Y EXPLICITOS. FUNDADO el...

Usuarios En línea

Hay 4708 invitados y un miembro en línea

Indicadores económicos

De impacto

IMAGE
Martes, 19 Noviembre 2019
IMAGE
Martes, 19 Noviembre 2019
IMAGE
Martes, 19 Noviembre 2019
IMAGE
Domingo, 03 Noviembre 2019
IMAGE
Domingo, 03 Noviembre 2019
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN