Domingo 17 de Junio de 2018
Economía

aviso
A+ A A-

DUQUE PRESIDENTE EN LA SEGUNDA VUELTA

Paloma Valencia L.    

Se habla de un país polarizado, de los odios; y por supuesto acusan a los uribistas -que hemos sido la oposición a este gobierno- de ser los causantes. Un acercamiento a lo que fueron los últimos ocho años, demuestra que no hemos sido los opositores políticos quienes venimos envenenando las aguas del país. Han sido otros: los anti. “Anti-uribistas” son por supuesto el grupo más significativo. Su política se trata de generar polarización en contra de una persona. Su discurso acusa, ataca y pretende la destrucción del otro.

A la luz de lo que vivimos, parece muy acertada la frase de Machado: “dime de qué presumes y te diré qué no tienes”. Los que anuncian la política del amor, destilan odio. Los que presumen de educación, los menos estudiosos. Los que anuncian fuerza, carecen de ella. Y a nosotros que nos achacan todo lo malo, nos distingue un candidato de propuestas y no agresiones.

Votar en elecciones es fundamental. No solo porque incidir en las decisiones que nos afectan es un acto de compromiso con la sociedad en la que vivimos, sino porque no hacerlo es refugiarse en la cobardía de quien se queja pero no actúa. Algunos votamos por convicción, otros en cambio votan para impedir que otros ganen. Claro que ganar implica que el otro pierda, pero es distinto ganar para elegir algo que se quiere que simplemente por detener algo que no.

La diferencia está precisamente en el hecho de que en un caso el gobierno es el deseado, mientras que en el otro, el gobierno ha de ser menos peor que el temido. Ojalá los colombianos votemos y lo hagamos por lo que nos gusta, por lo que queremos para Colombia.

Quiero una Colombia con una economía potente, empresarios y micro empresarios generando empleo y riqueza. Un Estado aliado del sector productivo y comprometido con ayudar a integrar a la población excluida, y que por lo tanto genera los bienes públicos y las políticas públicas para aumentar la producción, y dedicado a mejorar la educación como motor de transformación. Un Estado que no dilapide en burocracia sino que invierta en la gente y en lo necesario para sacar adelante la economía. Una Colombia de emprendimiento y de equidad donde la legalidad sea el imperativo; sin premios ni favores para los violentos.

Votaré por Iván Duque y lo hago con la certeza de que su gobierno será el que le devuelva a Colombia un presidente que la ame. Un presidente que la recorra, hable con su gente, escuche y construya con ellos, soluciones. Iván será el Presidente que les devuelva a los colombianos confianza en los gobernantes y que busque un gran futuro para todos. Ser un presidente joven, como lo es nuestra nación, lleno de ímpetu y deseos de construir. Iván no tiene odios, es un hombre de propuestas y será un presidente de acciones. Tendrá un equipo parecido a él, joven, preparado y con deseos de servir.

Quiero verlo ganar en la primera vuelta para que su gobierno se inicie de una vez; con un mandato claro y sin cuestionamientos. Quiero verlo presidente porque conozco sus capacidades, sé de sus vocación y confío en su criterio, y estoy segura de que será un gran presidente. Ojalá Colombia le dé la oportunidad, para que demuestre sus aptitudes.

 

 

Visto: 160

NO PREMIARÈ MAS A SANTRICH Y LO EXTRADITARÈ

DUQUE I. No sigamos premiando más a los delincuentes, el señor ‘Santrich’ es un narcotraficante Neiva, 11 de mayo de 2018.- Tras indicar que respeta la voluntad humanitaria de la iglesia para atender a alias ‘Santrich’, el candidato presidencial Iván Duque afirmó que no se puede seguir premiando a los delincuentes, ya que en este caso el desmovilizado guerrillero fue capturado en una operación contra el narcotráfico. “Yo respeto el buen corazón de la iglesia de querer atenderlo bajo unas circunstancia humanitaria, pero quiero ser muy claro: no sigamos premiando más a los delincuentes, el señor ‘Santrich’ es un narcotraficante, fue capturado en una operación de lucha contra el narcotráfico”, afirmó Duque desde Neiva, donde hace un recorrido en el marco de su campaña presidencial. Agregó que sobre ese caso específico, el Fiscal General de la Nación ha dicho que tiene evidencia contundente. “Yo le digo al país no sigamos trastocando más la justicia, a este señor le corresponde estar en un centro de reclusión convencional y se tiene que proceder rápidamente con su extradición”, aseveró. El candidato del Centro Democrático reiteró que en el caso de los diálogos con el ELN, no se puede seguir con esa farsa en la que se habla de paz en algún lugar del mundo y que en Colombia se siguen cometiendo fechorías. “Si soy presidente de la República, yo quiero que haya concentración previa con supervisión internacional, por un tiempo perentorio; se puede hablar de reducción de penas, pero no de ausencia de penas, y si eso no les sirve, vamos a enfrentarlos con toda la capacidad del Estado y toda la capacidad sancionatoria de la justicia”, concluyó. Iván Duque reiteró que extraditará a Santrich Mientras los demás candidatos a la presidencia participaban en el debate del Pacifico organizado por Caracol Radio, Red Más Noticias, El País y Telepacífico, el aspirante del Centro Democrático Iván Duque, se vino para Bucaramanga con su fórmula presidencial Marta Lucia Ramírez y el ex procurador Alejandro Ordoñez, para participar en un foro universitario y reunirse con empresarios de Santander. El tema de la paz subió los ánimos de algunos asistentes que lo abucheaban y lo silbaban por considerar que el candidato no está de acuerdo con esta negociación. Iván Duque analizó en Bucaramanga los resultados de la encuesta de Cifras & Conceptos para Caracol Radio y Red+Noticias que lo muestran punteando en intención de voto. Señaló que los diez puntos de ventaja Petro son el fruto del trabajo de su campaña, en todo el país. En la encuesta Duque figura con 35.4%, Petro tiene 24,6% y Germán Vargas Lleras registró 10.7%. En la Universidad Autónoma De Bucaramanga, UNAB, el aspirante a la presidencia se refirió al tema de Jesús Santrich; pidió al fiscal general, Néstor Humberto Martínez que le diga al país si en el caso de este líder subversivo hay más guerrilleros desmovilizados implicados. Agregó que Santrich será extraditado a Estados Unidos, en un eventual gobierno suyo. ----------

Visto: 391

ACTIVISTAS DANESES FINANCIAN EL NARCOTRAFICO

Eduardo Mackenzie   

El misterioso “colectivo” danés podría verse metido en líos por financiar a un individuo como Santrich acusado de tratar de introducir a Estados Unidos toneladas de cocaína. Disfrazarlo de “revolucionario” convencerá a muy pocas personas. Un premio vergonzoso.

Nina Hagensen, vocera de un grupo que se ha dado el nombre angelista de “comité danés de la esperanza”, ha dado la cara para esa operación de transferencia de dinero hacia las Farc. Transformadas aparentemente en partido legal, pero con “disidencias” que asesinan en Colombia y Ecuador, éstas siguen traficando cantidades industriales de cocaína hacia Estados Unidos y Europa. La DEA y la Fiscalía de Colombia acaban de destapar ese juego. Después de prometerle a Colombia que no seguirían en el narcotráfico por haber firmado el “acuerdo de paz”,  las Farc quedaron de nuevo al desnudo: no han renunciado a esa sucia actividad y uno de sus jefes, el histriónico Santrich, fue detenido el 9 de abril pasado en Bogotá y está en vísperas de irse extraditado a Estados Unidos donde lo espera una cárcel y un juez que le reprocha su participación en una operación de tráfico de alucinógenos que le iba a dejar 15 millones de dólares. Entre los detenidos con Santrich figura un tal Marlon Marín, sobrino de otro jefe central de las Farc, alias Iván Márquez, quien optó por huir de Bogotá y regresar a la clandestinidad. Esas capturas realizadas por la Fiscalía muestran que las Farc no cambiaron y que sus vínculos con la mafia mexicana siguen estables.

A esa gente Nina Hagensen quiere darles ocho mil euros (22 millones de pesos), bajo la forma de un “premio” a Santrich quien, según ella, se habría “comprometido con la paz”. Ella no admite que quien atacó el “proceso de paz” es Santrich  y sus compinches. Ella repite el refrán fariano: Santrich es “inocente” y las acusaciones de la DEA son “difusas”. Dice que esa captura es “un síntoma” de que el gobierno americano y la derecha de Colombia “han intentado torpedear” el acuerdo de paz.

¡Que arrogante señora! Ella no ha visto el expediente. Sin embargo, se atreve a cuestionar lo que ha dicho, y las pruebas muy concretas que ha presentado, el Fiscal General de Colombia.

Dinamarca es un país protestante de cinco millones de habitantes. Dicen que es el más feliz del mundo aunque hay, como en todas partes, desigualdades sociales. La señora Hagensen cree conocer a Colombia por haber vivido allá un año y medio “en la época de Uribe”, según le precisó a periodistas de la FM.  Habla en castellano y dice estar en Copenhague. Admite que conoce el caso de Tania “la holandesa de las Farc”, pero que lo de ella es diferente: que trabaja en Colombia desde hace una década como “observadora de paz”. Pero calla acerca de qué es su grupo y cómo reunió los ocho mil euros para Santrich. Subraya que “para llegar a una paz verdadera hay que ceder y reconocer a los actores del conflicto”, y que lo importante es “la implementación de los acuerdos”.

En realidad, la activista danesa no conoce a Colombia. En su diálogo con La FM dijo que Santrich no ha sido condenado. Falso. Él tiene tres órdenes de captura, suspendidas durante el “proceso de paz”. Dijo que él había sido “elegido” para entrar a la Cámara de Representantes por parte de las Farc, lo cual es inexacto. Ella, sobre todo, resumió su visión de Colombia: un país donde reina la “persecución social” y donde se puede “perder la vida por ejercer derechos como el voto, la palabra y la lucha social”. Colombia es, pues, para ella, lo que dicen las Farc: una dictadura fascista con una “desigualdad social muy grande”.

Con mucha dignidad, los periodistas evocaron, al final, a las víctimas del Club El Nogal y los otros miles de muertos, secuestrados y mutilados dejados por la narco-guerrilla. Le preguntaron si ella no les pedirá perdón por darle ese premio a un victimario y no a una víctima. Sin dejar de hablar de su “amor” por las víctimas, la danesa se mostró insensible y respondió con frases farianas: que a las víctimas hay que “entregarles un Estado de derecho con justicia social” y que lo central es la “reconciliación entre los actores del conflicto” y la “implementación del acuerdo”.  El lenguaje de Nina Hagensen es inquietante. ¿Qué diablos es ese comité?  ¿Un grupo humanitario?  ¿Un núcleo de iluminados?

Esa entrega de dinero a las Farc es problemática. Tal acto podría atraer sobre ellos la atención de los servicios antiterroristas europeos. En estos dos últimos días, cerca de 500 expertos y 80 ministros de 72 países se reunieron en París para dar pasos concretos contra la financiación del terrorismo. La conferencia “No money for terror” concluyó con un discurso del presidente Emmanuel Macron.

La víspera, François Molins, el procurador de París, reveló que los servicios descubrieron una red internacional que financia el terrorismo islámico. Describió algunas de las astucias que utilizan esas redes para financiar operaciones: donaciones de y a asociaciones humanitarias, donaciones directas a recolectores, tarjetas prepago, uso de plataformas digitales para enviar dinero y hasta monedas virtuales. François Molins explicó que la micro-financiación es una forma particularmente dañina pues las agencias que observan las transacciones financieras no le prestaban la debida atención. Ese error tratarán de corregirlo pues por esos circuitos fluyen millones de dólares. También señaló que la vigilancia ejercida ha dado resultados: lograron  identificar a 416 donadores en Francia y a 320 recolectores en Turquía y en el Líbano e identificaron yihadistas que estaban en Siria e Irak y cuyo paradero era desconocido.

En estos mismos días, cayó en España un cargamento de 9 toneladas de cocaína originaria de Colombia. Los servicios antidroga de España y Europa probablemente buscarán la gente que montó ese enorme embarque  ilegal. En ese contexto, enviar dinero a Santrich es un acto de provocación contra la DEA y la Fiscalía de Colombia, o es una torpeza producida por la ingenuidad de activistas despistados e intoxicados por la propaganda. Quisiera creer que Nina Hagensen está en el segundo grupo y que tendrá la capacidad para retirar ese “premio” antes de que la justicia colombiana y la de Estados Unidos confundan definitivamente a su destinatario, el turbio Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias Santrich.

@eduardomackenz1

 

 

 

 

Visto: 563

LA JEP EN PELIGRO DE MORIR RAPIDO

mauricio-vargas

 
15 de abril 2018 , 02:17 a.m.
 

En febrero de 2014, cuando avanzaba la mesa de La Habana, el comandante Seuxis Paucis Hernández, alias Jesús Santrich, se despachó, sin sonrojarse, sin que le temblara la voz, sin un asomo de vergüenza, un discurso contra el narcotráfico: “La política antidrogas –dijo al definir lo que las Farc buscaban en el acuerdo– tendrá uno de sus ejes en la identificación de las estructuras del poder narcoparamilitar, criminal y mafioso, entronizadas en el Estado...”.

 

No se asombren, es el mismo Santrich que fue grabado este noviembre en plena negociación con gente del cartel de Sinaloa, para el envío de diez toneladas de cocaína a Estados Unidos. El mismo que pintó y firmó, con fecha 2 de noviembre de 2017, un retrato para Rafael Caro, uno de los diez capos mexicanos más buscados. Sí, el mismo Santrich que a fines de esta semana tuvo la cachaza de decir que quiere ofrendar su vida “para que Colombia tenga un futuro mejor”.

Pero que Santrich sea un criminal con ganas de montarla de mártir no debe sorprender a nadie: lleva décadas en el delito, y las malas mañas no se pierden, incluida la de posar de víctima siendo un victimario. En cambio, que sesudos analistas digan que esta captura, ordenada y ejecutada por la Fiscalía General, pone en peligro el proceso de paz, en vez de decir que quien lo puso en peligro fue Santrich por seguir en el narcotráfico –en el que estuvo por muchos años dentro de las Farc–, habla muy mal de la escala de valores de algunos defensores a ultranza de los acuerdos de La Habana.

La orden de captura a Santrich no fue una bofetada al proceso: la bofetada la dio Santrich al traicionar la confianza de la sociedad, que, representada por el Gobierno, le otorgó enormes concesiones para que dejara atrás sus innumerables crímenes. Más grave aún: no está claro si él es el único comandante en esas andanzas posteriores a la firma del acuerdo, o si hay otros, pues al fin y al cabo el sobrino de Iván Márquez también cayó preso en esta operación antidrogas con los de Sinaloa.

La magistrada Patricia Linares, flamante presidenta de la JEP, se sumó a las voces que me desconcertaron esta semana. Se quejó de haberse enterado de la captura por los medios, como si un caso tan flagrante pudiera manejarse distinto. ¿Qué quería la magistrada, que le pidieran permiso para la captura mientras Santrich escapaba, como estaba listo a hacerlo, hacia Cuba? Y es que Santrich iba a volarse, pues fue advertido ni más ni menos que por funcionarios de la Unidad Nacional de Protección, entidad adscrita al Ministerio del Interior y que le provee su escolta.

La magistrada Linares y sus colegas andan muy ocupados asignando 200.000 millones de pesos en gastos, una tarea que le quitaron –nadie sabe por qué– al secretario general de la JEP, Néstor Raúl Correa, quien optó por renunciar. En vez de manejar platas, ella y sus compañeros deben concentrarse en estudiar el caso con sumo cuidado. Es evidente que Santrich delinquió después de la firma de los acuerdos y que los traicionó al violar el principio de no repetición de los delitos a que las Farc se comprometieron. De modo que el asunto no le compete a la JEP, sino a la justicia ordinaria, y que, en esa medida, Santrich puede –y debe– ser extraditado.

Si en vez de dejarle el asunto a la justicia ordinaria, la señora Linares y sus colegas se le atraviesan al cumplimiento de la ley –y del acuerdo, que prevé que el exguerrillero que vuelva a incurrir en el delito pierda todos los beneficios–, habrán herido de muerte a la JEP, que carecerá, a partir de ese momento, de toda credibilidad, y los textos de La Habana, que lucirán como letra muerta. En esta tarea, los magistrados de la JEP no deberían tardarse: las pruebas están a la vista y no dejan margen a la duda.

MAURICIO VARGAS
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
15 de abril 2018 , 02:17 a.m.
 

En febrero de 2014, cuando avanzaba la mesa de La Habana, el comandante Seuxis Paucis Hernández, alias Jesús Santrich, se despachó, sin sonrojarse, sin que le temblara la voz, sin un asomo de vergüenza, un discurso contra el narcotráfico: “La política antidrogas –dijo al definir lo que las Farc buscaban en el acuerdo– tendrá uno de sus ejes en la identificación de las estructuras del poder narcoparamilitar, criminal y mafioso, entronizadas en el Estado...”.

 

No se asombren, es el mismo Santrich que fue grabado este noviembre en plena negociación con gente del cartel de Sinaloa, para el envío de diez toneladas de cocaína a Estados Unidos. El mismo que pintó y firmó, con fecha 2 de noviembre de 2017, un retrato para Rafael Caro, uno de los diez capos mexicanos más buscados. Sí, el mismo Santrich que a fines de esta semana tuvo la cachaza de decir que quiere ofrendar su vida “para que Colombia tenga un futuro mejor”.

Pero que Santrich sea un criminal con ganas de montarla de mártir no debe sorprender a nadie: lleva décadas en el delito, y las malas mañas no se pierden, incluida la de posar de víctima siendo un victimario. En cambio, que sesudos analistas digan que esta captura, ordenada y ejecutada por la Fiscalía General, pone en peligro el proceso de paz, en vez de decir que quien lo puso en peligro fue Santrich por seguir en el narcotráfico –en el que estuvo por muchos años dentro de las Farc–, habla muy mal de la escala de valores de algunos defensores a ultranza de los acuerdos de La Habana.

La orden de captura a Santrich no fue una bofetada al proceso: la bofetada la dio Santrich al traicionar la confianza de la sociedad, que, representada por el Gobierno, le otorgó enormes concesiones para que dejara atrás sus innumerables crímenes. Más grave aún: no está claro si él es el único comandante en esas andanzas posteriores a la firma del acuerdo, o si hay otros, pues al fin y al cabo el sobrino de Iván Márquez también cayó preso en esta operación antidrogas con los de Sinaloa.

La magistrada Patricia Linares, flamante presidenta de la JEP, se sumó a las voces que me desconcertaron esta semana. Se quejó de haberse enterado de la captura por los medios, como si un caso tan flagrante pudiera manejarse distinto. ¿Qué quería la magistrada, que le pidieran permiso para la captura mientras Santrich escapaba, como estaba listo a hacerlo, hacia Cuba? Y es que Santrich iba a volarse, pues fue advertido ni más ni menos que por funcionarios de la Unidad Nacional de Protección, entidad adscrita al Ministerio del Interior y que le provee su escolta.

La magistrada Linares y sus colegas andan muy ocupados asignando 200.000 millones de pesos en gastos, una tarea que le quitaron –nadie sabe por qué– al secretario general de la JEP, Néstor Raúl Correa, quien optó por renunciar. En vez de manejar platas, ella y sus compañeros deben concentrarse en estudiar el caso con sumo cuidado. Es evidente que Santrich delinquió después de la firma de los acuerdos y que los traicionó al violar el principio de no repetición de los delitos a que las Farc se comprometieron. De modo que el asunto no le compete a la JEP, sino a la justicia ordinaria, y que, en esa medida, Santrich puede –y debe– ser extraditado.

Si en vez de dejarle el asunto a la justicia ordinaria, la señora Linares y sus colegas se le atraviesan al cumplimiento de la ley –y del acuerdo, que prevé que el exguerrillero que vuelva a incurrir en el delito pierda todos los beneficios–, habrán herido de muerte a la JEP, que carecerá, a partir de ese momento, de toda credibilidad, y los textos de La Habana, que lucirán como letra muerta. En esta tarea, los magistrados de la JEP no deberían tardarse: las pruebas están a la vista y no dejan margen a la duda.

MAURICIO VARGAS
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Visto: 743

LAS MENTIRAS DE LAS CAMPAÑAS Y CANDIDATOS.

José Manuel Acevedo                                      

Aunque no es seguro que Duque vaya a ser el próximo presidente, la estrategia uribista para volverlo un candidato viable, funcionó.

Hace dos meses el futuro del uribismo parecía empantanado. La selección de un candidato único a través de un “insulso reality” –como llegaron a llamarlo algunos– en el que se enfrentaban “cinco enanitos” sin mucho chance de crecer en la elección general, terminó siendo el primer y más firme paso para tener un candidato fuerte compitiendo por la presidencia de Colombia.

El hecho de que Uribe no cediera a la tentación de dar el ‘dedazo’ precipitadamente a favor de alguno de ellos, les permitió a todos los precandidatos mojar prensa de manera importante. Incluso los rumores de enfrentamientos internos en vez de hacerles daño acabaron despertando un inusitado interés entre las audiencias que se preguntaban constantemente cuál sería la suerte del Centro Democrático.

Aunque en las encuestas generales ninguno de esos aspirantes despegaba, Uribe –cuya máxima virtud es saber esperar– tenía claro para dónde iba. En los foros convocados por distintas universidades y gremios, los precandidatos del CD eran siempre la mayoría y aunque ese hecho no tuviera un efecto inmediato en los resultados globales, sus tesis y sus voces iban calando poco a poco, tanto que dos de esas candidatas –Paloma Valencia y María del Rosario Guerra– resultaron elegidas senadoras con votos que ellas mismas consiguieron dentro de la lista abierta al Congreso e Iván Duque, el candidato único del uribismo, llegó fortalecido a su primera contienda del 11 de marzo.

Y no es que Duque lo tenga todo ganado, pero gracias a esa decisión de ir a las urnas para dirimir su disputa con Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez y al extraordinario resultado que obtuvo aquel domingo, se volvió un aspirante completamente viable y, de paso, convirtió la consulta abierta en un mecanismo al que de aquí en adelante todos los partidos políticos recurrirán para no perder el momentum y dar golpes de opinión que fortalezcan sus candidaturas de cara a la primera vuelta. Las ‘primarias’ se volverán una costumbre en las futuras elecciones.

Pero volviendo a Duque, ahora la gente ya sabe que resultó ser ‘el que dijo Uribe’ y de ahí en adelante, de manera muy hábil, el candidato ha empezado a construir un capital político propio, mordiendo votos entre quienes se ubican en el centro y mostrándose como un tipo bien formado, con el carisma que le faltó a Óscar Iván Zuluaga y la soberbia que le sobra a muchos de sus copartidarios.

Ni enano, ni pollo, ni desconocido. Duque superó todas estas trabas y su rendimiento en los debates que ya han tenido lugar, lo ratifican como un buen contendor y le amplían sus posibilidades de crecimiento conforme se acerquen esas cruciales intervenciones en medios, unos días antes de la elección.

Sin embargo, tendrá que entender que una cosa es haberse convertido en un supercandidato y otra distinta creerse elegido presidente. Ni la maquinaria estatal se ha comenzado a mover ni los ‘JJ Rendón’ han entrado a hacer lo suyo y en estos dos meses de campaña muchos están revolcando la basura en busca de un escándalo que altere el curso político del país, como ocurrió hace cuatro años.

Falta todavía mucho tiempo para la primera vuelta y con un electorado de preferencias tan volátiles como el colombiano todo puede pasar. Lo cierto es que la fórmula para hacer un candidato, funcionó.

 

Visto: 901

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
EL CONSERVATISMO COLOMBIANO,ES UN PARTIDO ESTABLE,NO PERSONALISTA,CON UN PROGRAMA IDEOLOGICO Y POLITICO DE 1O PRINCIPIOS Y 8...
Centro Democrático
IMAGE
EL CENTRO DEMOCRATICO COLOMBIANO ES UN PARTIDO PERSONALISTA CON JEFE NATURAL Y SIN PROGRAMA DE PRINCIPIOS IDEOLOGICOS Y POLITICOS,FIJOS Y ESBLECIDOS....

Encuesta Inteligente

¿Por cual candidato de los siguientes votaría usted?

Si las elecciones presidenciales fueran hoy

76
IVAN DUQUE,catòlico no confirmado,del Partido Centro Democratico,no de Derecha ni de izquierda sino de Centro , economista y el màs joven de los candidatos;en coaliciòn con la conservadora catòlica de Derecha Marta Lucia Ramirez.
33
GUSTAVO PETRO,sin religiòn,izquierdista,socialista del Siglo XXI y chavista,se autodenomina progresista;y con vicepresidente izquierdista de los Verdes Angela Marìa Robledo
» Ir a la encuesta. »
999 Votos que quedan

jVS by www.joomess.de.

Usuarios En línea

Hay 1864 invitados y un miembro en línea

Indicadores económicos

De impacto

IMAGE
Sábado, 16 Junio 2018  JOVEN POSUDA
IMAGE
Jueves, 05 Abril 2018
IMAGE
Domingo, 01 Abril 2018
IMAGE
Sábado, 30 Diciembre 2017 LA MUJER COLOMBIANA
IMAGE
Domingo, 05 Noviembre 2017 MAS ALLÀ de la moda
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration