Domingo 17 de Junio de 2018
Verdades Confirmadas

aviso
A+ A A-

LA DEMAGOGIA SIN ACCION AMENAZA

Miguel Gómez Martínez

El ahorro y no la redistribución es la única salida para este torniquete fiscal que hemos creado, producto de la demagogia y la ausencia de acción.

Como en toda la campaña electoral, los grandes temas del país ocupan un pequeño espacio en los debates públicos. Demasiada energía se dilapida en ataques personales y frases para la galería. Pero el futuro de Colombia está en juego en los próximos comicios y es importante que los asuntos cruciales sean debatidos y enfrentados.

Es fundamental que se estudie con detenimiento la propuesta de Asofondos para la reforma del sistema pensional. El régimen de pensiones es uno de los pilares del contrato social moderno. Mientras la demografía y la baja esperanza de vida lo permitían, los que estaban activos financiaban las mesadas de quienes ya habían cumplido su ciclo productivo. Pero el aumento de la esperanza de vida explica, en buena medida, la pérdida de competitividad de Europa, la cual hace inviable la supervivencia de las empresas y exige crecientes compromisos fiscales.

La informalidad y el envejecimiento paulatino de la población colombiana son los dos detonantes de la crisis pensional. El problema no es la relación entre la fuerza laboral y los que aspiran a una pensión. Con muy pocos cotizantes estables, la idea de contar con un sistema pensional por repartición es un imposible financiero. La informalidad, que cobija a 2 de cada 3 personas económicamente activas, es demasiado elevada. Los que tienen empleos formales no pueden generar los recursos para cubrir las pensiones del número creciente de pensionados que, además, vivirán más años producto del aumento de la esperanza de vida.

Haber estimulado, como se hizo en los últimos años, que quienes estaban en el régimen de capitalización retornaran al régimen de repartición en Colpensiones, ha sido una de las evoluciones más irresponsables de la política social en Colombia. Antes de cumplir los 51 años, y producto del irracional subsidio que se otorga a las pensiones en el régimen público, miles de aspirantes a la pensión optaron por un sistema que, con la garantía de las finanzas públicas, ofrece en la actualidad unas mejores condiciones de mesadas. El argumento de fondo es que se trata de un pasivo adquirido por la Nación que los jueces se encargarán de hacer respetar, así las condiciones fiscales no lo permitan y pongan en riesgo la estabilidad macroeconómica.

El subsidio fiscal para esta minoría de trabajadores está pesando cada día más en el presupuesto. En la actual vigencia, las pensiones ascenderán a 38 billones de pesos, consumiendo el estrecho margen de maniobra del gasto. Mientras más nos demoremos en implementar los cambios necesarios, peor será esta factura. Seguir subiendo impuestos o el endeudamiento, como lo proponen algunos, solo agravará la tendencia hasta comprometer el grado de inversión y asfixiar el crecimiento del sector productivo.

Regresar a un sistema de capitalización es la única alternativa, con los paliativos sociales que propone Asofondos para los sectores más débiles de la población. Este es un tema en el que el no se puede seguir postergando soluciones como lo hizo Santos. Entre las herencias perversas que esta administración le deja a la próxima está esta bomba de tiempo que, como una gangrena, consume el Presupuesto de la Nación. El ahorro y no la redistribución es la única salida para este torniquete fiscal que hemos creado, producto de la demagogia y la ausencia de acción.

 

 

Visto: 179

MARIANO OSPINA HERNANDEZ,EL HOMBRE QUE NO PUDO SER PRESIDENTE

María Clara Ospina                                         

Despido a mi querido hermano mayor con las palabras de Víctor Hugo: “No es la noche, es la luz. No es la nada, es la eternidad. No es el fin, es el principio”.

De los 5 hermanos, ya solo quedamos 2. Así es la vida y así la debemos aceptar. Queda en mí la memoria de un hombre íntegro que superó las más dolorosas pruebas y recorrió los más interesantes caminos.

Mariano, en sus noventa años, jamás dejó de estudiar, descubrir y admirar esa riqueza inmensa que nos ofrece la vida, ni de sorprenderse por las ofertas de la naturaleza.

Antioqueño “de pura cepa”, gustábamos de repetir los versos del himno antioqueño, del poema de Epifanio Mejía, en especial aquellos que a mi padre le producían la mayor emoción: “Yo nací altivo y libre sobre una sierra Antioqueña / llevo el hierro entre las manos porque en el cuello me pesa”.

Mis 4 hermanos nacieron al comienzo del siglo XX en una Medellín amable y orgullosa, de aire nítido y gentes amorosas, de familias grandes y casas coloniales con patios plenos de flores, fuentes y pájaros; de rosario diario, tiples, guitarras, coplas y poemas al comenzar la noche.

En el bosque de El Ranchito, la casa de mis padres, se enamoró del cultivo de las orquídeas de mi madre, haciendo de ellas un constante motivo de experimentación y estudio.

La muerte lo sorprendió trabajando en su escritorio. Tenía grandes planes y mucho trabajo por hacer. Era consciente de que ningún país puede por sí solo mantener las condiciones ideales para defender la integridad biológica de su territorio. Por eso recalcaba: “se requiere una armónica cooperación de todas las naciones para detener la destrucción alarmante que se viene presentando en nuestro siglo de especies animales y vegetales”. Demandaba una gran política nacional que detuviera la deforestación, erosión, inundaciones y progresiva contaminación de nuestra tierra.

Sus enfoques fueron: el desarrollo del conocimiento de la inmensa biodiversidad del país, sus biomas, ecosistemas y nichos ecológicos, y la inextricable interrelación entre los seres vivos del planeta con los factores físicos del medio ambiente donde se han desarrollado.

Heredó de nuestro padre su lucha por la Democracia, las ideas conservadoras y respeto por el campo y la necesidad de proteger a quienes lo trabajan. Con ese propósito laboró como gerente de la Caja Agraria y como director de La Fundación Mariano Ospina Pérez.

Su mayor sueño: lograr la intercomunicación de los ríos de América Latina, respetando su biodiversidad, para lograr el desarrollo del centro del Continente, importante para el futuro.

Su muerte fue dulce, “la muerte de los justos” como llaman a aquella que llega sin sufrimiento, dolor o angustia. Helena, su señora; sus hijos, nietos y bisnietos, serán responsables de llevar sus banderas.

SOÑADOR/ Mariano era un soñador/ hacedor de caminos/ visionario de ríos/ El de la Plata, El Orinoco, El Amazonas/ una sola ruta fluida./ Arteria avivada de delfines rosados, guacamayas y hombres./ Mi hermano se atrevió a soñar./ Y presintió el destino grande de América Latina!/ Hoy, eres semilla en el viento./ Vivirás en los pinos/ y en las vegas del río de tu sabana amada/ A la puerta de un arcoíris/ encendido de orquídeas,/ querido hermano/ hoy te despedimos.

El Colombiano, Medellín, 21 de marzo de 2018

 

 

Visto: 337

UN PARTE DE VICTORIA INICIAL

José Félix Lafaurie Rivera                                      

Con seis millones de votos, la victoria de la Alianza para la Reconstrucción de Colombia fue contundente; con 2,5 millones para Senado y más de 2,3 millones para Cámara, fue incuestionable la del Centro Democrático como principal fuerza política del país.

Pero la victoria de Iván Duque como candidato del Centro Democrático, con más de 4 millones de votos, muy por encima de la votación de su partido, no solo es rutilante, sino que lo convierte en un fenómeno político y le abre el camino a la victoria en  primera vuelta.

A partir de las consultas, el país no solo se pronunció sobre la orientación ideológica y política de nuestra democracia y de la administración del Estado, sino que encarnó esa decisión en un candidato joven, preparado, desmarcado del debate estéril de izquierdas y derechas, con una campaña alejada del odio y, sobre todo, con un discurso coherente, soportado en la recuperación de la legalidad, en el emprendimiento y en la equidad como resultado y propósito de gobierno.

Como el mismo anunció, esta es una victoria de la esperanza, que es hija de la fe. Con la recuperación de LA LEGALIDAD, es decir, del imperio de la ley, el país volverá a creer en sus instituciones: en un Congreso independiente e inmune a la mermelada; en una justicia para todos, cumplida e incorruptible, que garantice que el que la hace la paga; y en un gobierno austero, transparente y respetuoso de la separación de poderes.

Sobre esos cimientos, Iván Duque se comprometió a promover EL EMPRENDIMIENTO, dentro de la economía de mercado, la libre empresa, el respeto a la propiedad privada y la inserción del país en una economía globalizada. Duque cree en la creatividad, la tecnología y la innovación, la llamada “economía naranja”, como enormes oportunidades de emprendimiento, y manda también un mensaje positivo al campo, con una política de recuperación alejada de la cartilla fariana de la lucha de clases y la persecución de la producción empresarial.

Para Duque, finalmente, LA EQUIDAD es su gran objetivo, como resultado de la legalidad y el emprendimiento, pero también como una política expresa para garantizar la misma capacidad de acceso a las oportunidades, a través de propuestas democratizadoras en educación, salud, vivienda y todos los factores que dignifican la vida humana.

Más promesas, dirán los enemigos del optimismo de esta propuesta; pero Iván Duque tiene todo para dar ese viraje hacia la transformación del país. La juventud que nunca descalifica; la preparación que suma, la fuerza de sus convicciones que multiplica, el respaldo de la primera fuerza política con el liderazgo incuestionable de Álvaro Uribe, y sobre todo, el afecto que los colombianos le mostraron en las urnas…, y que ahí sigue.

Amanecerá el 27 de mayo y con Iván Duque asistiremos al renacer de la esperanza en un mejor futuro para Colombia.

@jflafaurie

 

 

Visto: 324

QUERIAN VOTAR POR UN LADRON

Fernando Londoño H.                                      

Sería incomprensible que una persona fuera hasta las urnas para elegir un ladrón. Pero dicho a favor o en descargo de ese sufragante anormal apuntaríamos que lo hizo por ignorancia o por desprevención o por olvido. ¡Y que votó por el ladrón!

La cuestión puede ser todavía más espinosa y alrevesada. Y es que nuestro fulano vote por el que le ha robado a él mismo. Y esto sí que es patológico, a fuer de absurdo e incomprensible. Pues mis queridos amigos, nada menos que eso pasó en las elecciones del domingo. Varios millones de colombianos votaron por los ladrones, por los que se metieron a su casa por la noche, o les hicieron el famoso “cosquilleo”, para quitarles lo suyo.

La prensa ha seguido de cerca lo que descubrió la Fiscalía en la casa electoral de la señora Aída Merlano, hoy electa senadora del Partido Conservador Colombiano. Y ese descubrimiento trata de lo que todos sabíamos desde hace tiempo, que en la Costa Atlántica no se depositan, sino que se compran votos. Allá la cosa es con billete, como diría un costeño desenfadado y hablador. Y si no hay billete, no hay voto.

El precio del negocio quedó establecido. Por cada voto a favor de la Merlano se recibían cuarenta y cinco mil pesos, infelices quince dólares de los Estados Unidos, dicho para nuestros pacientes lectores del exterior. Al parecer le daban de encima un mercado, en especie, sin mayores datos del contenido de esa bolsa, tan parecida a las que reparten en Venezuela a los amigos del régimen. Bolsa y quince dólares por cabeza, o si lo quieren mejor, por conciencia. Eso vale un colombiano en día de elecciones.

Lo injusto con la señora Merlano, y vaya nuestra protesta por esa discriminación, es que lo hicieron solamente con ella. Porque es cosa sabida que “hacer política” en Colombia significa eso: el arte de ir al Senado o a la Cámara pagando un mercado y unos pesos, tan poquitos como dejamos dicho. Con lo que estamos advirtiendo otra monumental injusticia, que consiste en poner ese estigma en la piel de los políticos costeños, cuando sabemos que lo hacen todos los de su oficio, en todos los rincones del país.

Y ahí está el secreto de lo que al principio dejábamos expuesto. Los electores votaron por los que les robaron cuanto tenían, declarándose satisfechos con la devolución de comida para una semana y de quince dólares adicionales.

De otro modo no se entiende ningún voto por los que cometieron con Santos el mayor latrocinio de los doscientos años de historia republicana.

El vendedor de su voto no se dio por enterado del robo en que su elegido concurrió, para echarse al bolsillo, con sus amigotes y cómplices, una bonanza petrolera que no volverá jamás. Solo por ese concepto el asalto alcanzó la suma de treinta mil millones de dólares, que hoy alcanzarían, de sobra y de vicio como se decía en mi tierra, para darles escuela de calidad a los hijos de todos los avispados que vendieron su voto; para que tuvieran todos hospitales decentes y atención esmerada y puntual; para que aliviaran la falta de techo que los aqueja; para que tuvieran redes de carreteras aceptables y para que sus hijos aspiraran a un trabajo digno, en una fábrica promisoria o en un campo bien cultivado.

Pero no para ahí las cuentas. Porque los ladrones no se contentaron con tan poco. Además de quitarle a sus infelices electores, y a los millones  que no alcanzaron siquiera ese grotesco desquite, les pusieron encima una deuda adicional de otros treinta mil millones de dólares, equivalente a la que habían tomado los Presidentes de Colombia desde Simón Bolívar, de  1819 a  1828 hasta Álvaro Uribe, de 2002 al 2010. ¡Nada menos que eso!

En esa turba de ladrones y cómplices caben todos los partidos políticos que recibieron votos y curules, con excepción del Centro Democrático, el de Uribe, el Mira y otro equipo de cristianos que al parecer sacan tres senadores cada uno. Todos los demás fueron actores y partícipes de esta atrocidad.

La señora Merlano no puede pagar sola semejante desvarío colectivo. Es una injusticia. Merece que le quiten la curul y la guarden muchos años en la cárcel. Pero no a ella sola. Es inequitativo y abusivo. A la cárcel deben ir cuantos acompañaron a Santos en esta locura, cuyas dimensiones solo empezaremos a conocer, en sus horrendos detalles, a partir del próximo 7 de agosto. ¡Pobre Colombia y pobre Presidente electo! Ese infeliz, acreedor de nuestra solidaria ternura, que tendrá que lidiar semejante quiebra, acompañado en el Congreso por los elegidos el domingo, a razón de un mísero mercado y quince dólares en efectivo por votante. Duelo para todos.  

 

 

Visto: 323

AHORA LAS FARC CON PETROCHENCO

Saúl Hernández Bolívar                                                

Antaño solía decirse que ‘Dios no castiga ni con palo ni con rejo’. Eso mismo podría decirse en el caso de ‘Timochenko’, obligado a abandonar su candidatura presidencial por razones de salud; candidatura que nunca debió encabezar por tratarse de un terrorista irredento que no ha pagado por sus horribles delitos ni se ha arrepentido suficientemente de haberlos cometido. Un criminal con las manos manchadas de sangre que optaba por la presidencia de la Nación mientras muchos ladronzuelos van a dar a una cárcel por robarse un caldo de gallina.

Pero, en las filas de las Farc, eso no genera la menor preocupación. Ya hemos dicho que ‘Timo’ no tenía ni una mínima opción de triunfo, ni era ese su objetivo. Su función en la contienda electoral era la de ser una especie de Comodín que concentrara el odio y el desprecio de los colombianos para que así los verdaderos ases de las Farc pudieran crecer en intención de voto. Un espantajo que se convirtiera en foco de los insultos, los huevos y los tomatazos mientras gente como Petro, De la Calle, Fajardo y Claudia López se posicionaban como esa figura que pudiera encarnar un gobierno de transición, posando de demócratas.

Entre los mencionados, Gustavo Petro ha sido el de mayor proyección, pero su triunfo en primera vuelta es improbable, por lo que las tres fuerzas se unirán en la contienda final. Y las Farc están conformes porque Petro no se anda por las ramas y su proyecto electoral marcha viento en popa. Toda una sorpresa porque el exguerrillero no ha dudado en hacer propuestas fácilmente comparables con las realizaciones de su compadre, el comandante Chávez. Por ejemplo, no ha tenido empacho en asustar a muchos con la propuesta de forzar la venta tierras improductivas imponiendo impuestos confiscatorios a quienes su gobierno considere que poseen terrenos de engorde u ociosos, lo que, en la práctica, será igual que decir "¡exprópiese!". ¿Recuerdan?

Por esa vía de la inseguridad jurídica se llegará en un santiamén a una caída en la producción agropecuaria y, muy pronto, al desabastecimiento generalizado. Venezuela se pudo mantener mucho tiempo importándolo todo gracias a su renta petrolera, cuando el barril estaba a 100 dólares. Colombia, en cambio, no tiene mayores recursos para enfrentar una situación de esa naturaleza, nuestra vulnerabilidad es muchísimo mayor.

Además, hay que tener muy presente la promesa de Petro de convocar inmediatamente a una asamblea nacional constituyente. Es lo mismo que hizo Chávez al llegar al poder y con lo cual se atornilló en el mismo por cerca de tres lustros hasta su fallecimiento. Si Petro se impone podemos estar seguros de que jamás entregará la presidencia. Pero eso no es todo, la constituyente no es solo para atornillarse sino, peor aún, para transformar la estructura del Estado colombiano y convertirlo en uno de corte totalitario.

Quien crea que estas son exageraciones debería tomar atenta nota de la manera como Petro ha venido desarrollando su campaña. En Medellín hizo caso omiso de las normas para hacer manifestaciones y enfrentó al alcalde con expresiones retadoras. En Cúcuta quiso hacer lo mismo y aprovechó un par de pedradas que recibió su vehículo para victimizarse y hablar de un supuesto atentado en su contra. Hay que considerar también cómo se financia, pues a Medellín, por ejemplo, ha llegado con caravanas de buses con más de mil seguidores, acompañados de una supuesta ‘guardia indígena’ que no tiene ninguna jurisdicción por fuera de sus territorios ancestrales.

Muchos creen que la verdadera razón del retiro de ‘Timo’ gira en torno del oso que iban a hacer en las urnas alcanzando una famélica votación, pero todo indica que la idea es cerrar filas ya en torno de su verdadero candidato. Se les quemó Fajardo —y su gritona fórmula vicepresidencial—. No lograron revivir al zombie De la Calle arrimándole la momia de la otra López. Pero Petro sigue vivo, sostenido por las encuestas. Como esta columna se escribió en vísperas del 11 de marzo, no sé si Petro tuvo una votación nutrida en la consulta. Si no fue así, gritará que hubo fraude y se vendrán dos meses muy complicados porque el castrochavismo está obsesionado con tomarse a Colombia y su carta es Gustavo Petrochenko.

 

 

Visto: 428

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
EL CONSERVATISMO COLOMBIANO,ES UN PARTIDO ESTABLE,NO PERSONALISTA,CON UN PROGRAMA IDEOLOGICO Y POLITICO DE 1O PRINCIPIOS Y 8...
Centro Democrático
IMAGE
EL CENTRO DEMOCRATICO COLOMBIANO ES UN PARTIDO PERSONALISTA CON JEFE NATURAL Y SIN PROGRAMA DE PRINCIPIOS IDEOLOGICOS Y POLITICOS,FIJOS Y ESBLECIDOS....

Encuesta Inteligente

¿Por cual candidato de los siguientes votaría usted?

Si las elecciones presidenciales fueran hoy

76
IVAN DUQUE,catòlico no confirmado,del Partido Centro Democratico,no de Derecha ni de izquierda sino de Centro , economista y el màs joven de los candidatos;en coaliciòn con la conservadora catòlica de Derecha Marta Lucia Ramirez.
33
GUSTAVO PETRO,sin religiòn,izquierdista,socialista del Siglo XXI y chavista,se autodenomina progresista;y con vicepresidente izquierdista de los Verdes Angela Marìa Robledo
» Ir a la encuesta. »
999 Votos que quedan

jVS by www.joomess.de.

Usuarios En línea

Hay 1855 invitados y un miembro en línea

Indicadores económicos

De impacto

IMAGE
Sábado, 16 Junio 2018  JOVEN POSUDA
IMAGE
Jueves, 05 Abril 2018
IMAGE
Domingo, 01 Abril 2018
IMAGE
Sábado, 30 Diciembre 2017 LA MUJER COLOMBIANA
IMAGE
Domingo, 05 Noviembre 2017 MAS ALLÀ de la moda
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration