Martes 16 de Enero de 2018
Política

aviso
A+ A A-

VARGAS LLERAS MIRANDO EL ESPECTÀCULO.DE LAS INDEFINICIONES.

José Manuel Acevedo                                     

Aunque las encuestas no lo favorezcan, a Vargas Lleras le conviene lo que está pasando: que ni en la izquierda ni en la derecha cuajen las coaliciones.

El pasado diciembre no fue un buen mes para el exvicepresidente Germán Vargas Lleras. Todas las encuestas lo mostraron a la baja y las puertas de una consulta interpartidista para concretar alianzas quedaron cerradas para él. Cuando parecía que otras coaliciones, en cambio, se estaban cocinando e iban por buen camino, Vargas Lleras lucía irremediablemente solo en una contienda política en la que la mayoría de analistas coinciden en señalar que las uniones deberían darse antes de la primera vuelta para evitar la fragmentación del voto en la izquierda y la derecha.

No obstante, Vargas Lleras le apuesta a otra cosa: a ganar escaños en el Congreso en el mes de marzo para mostrarse sólido en comparación con otros candidatos como Sergio Fajardo y a crecer su maquinaria regional a punta de alianzas que lo alejan del voto de opinión pero que, al final, le aseguran el voto cautivo de los que saben ganar en el Caribe, en el eje cafetero o en Santander. Si a ello se suma, que se quedará con las franquicias del Partido Conservador y Cambio Radical y que en La U muy probablemente tendrán que darle libertad a sus miembros para adherir a cualquier campaña a falta de un candidato propio, Vargas puede crecer en la recta final aunque las encuestas -que no son más que fotos del momento- digan, por ahora, otra cosa.

Pero lo que más le conviene a Vargas Lleras para garantizar su paso a la segunda vuelta es justamente lo que está pasando: que ni en la izquierda ni en la derecha se hayan puesto de acuerdo para superar las trabas que los alejan de unas candidaturas únicas a lado y lado.

Vargas Lleras se frota las manos viendo cómo en la coalición de los expresidentes Pastrana y Uribe siguen permitiendo que la guerra fría entre Marta Lucía Ramírez e Iván Duque avance y cómo algunos están obsesionados con espantar a Ordóñez anticipadamente.

Vargas también debe alegrarse del trabajo que Gustavo Petro está haciendo por él: nada mejor que tenerlo marcando bien en las encuestas para usarlo como el ‘coco’ que solo él puede detener, y nada mejor que verlo incapaz de sumar porque todo el resto de centro-izquierda ve en Petro un elemento tóxico a la hora de hacer alianzas.

También Vargas gana con el exceso de confianza de Sergio Fajardo. Si este último sigue creyendo que solo y sin coaliciones puede llegar a la segunda vuelta, prontamente la buena suerte se le acabará.

Sin una alianza sólida en la centro-izquierda que parece más difícil de concretarse que la del otro lado del espectro político, el único que puede pelechar en medio de tanta división será Vargas con la ayuda de sus amigotes en las regiones.

Es verdad, que todavía queda mucho por contar y que en la política lo único cierto es lo que ya pasó pero si los unos y los otros no se pellizcan, le estarán dejando libre el camino a Germán para que renazca de las cenizas y vuelva a comprobar que una cosa es la que pasa en los medios y en las redes y otra muy distinta la que ocurre en las urnas y en la ‘realpolitik’ de la que Vargas sabe mucho. Demasiado, quizá.

 

 

Visto: 39

UNA ALIANZA REPUBLICANA DE CENTRO DERECHA

Rafael Nieto Loaiza                                 

Que los columnistas volvemos una y otra vez a los temas que más nos preocupan es verdad sabida. Y sí, acepto la acusación, estoy monotemático. Empiezo el año como terminé el pasado: insisto en que hoy no hay nada más importante que ganar las parlamentarias y las presidenciales y en que para eso es indispensable la gran alianza republicana.

Vuelvo sobre ello porque veo con creciente preocupación las dificultades de los aspirantes de ponerse de acuerdo en las reglas de juego para la escogencia del candidato único. Peor aún, percibo que hay quienes vienen sembrado la malsana idea de que la alianza no es necesaria. El error es mayúsculo. Sin ella ninguno, ni Duque, ni Ordoñez, ni Ramírez, tiene garantizado llegar a la segunda vuelta ni, mucho menos, ganar.

Regresemos a lo fundamental. El diagnóstico es claro: el pacto entre Santos y las Farc y lo que santismo e izquierda han hecho y están haciendo para implementarlo, lesionaron de manera gravísima la democracia, el estado de derecho y la economía. Caminamos al borde del abismo, no debemos olvidarlo. Si se elige al gobierno “de transición” que pretenden, la crisis democrática, institucional y económica se ahondará y salir de ella será dificilísimo. Nos jugamos el futuro.

Debemos partir del principio de que van a votar contra nosotros, todos juntos, sin importar quien sea nuestro candidato, con la excusa de defender lo pactado. Así lo han manifestado de manera abierta, De la Calle el primero, pero tras él los demás. En la segunda vuelta serán todos contra nosotros. Claro, hay que empezar por llegar a ella. Una obviedad, pero hay quienes lo están olvidando.

Así que el objetivo debe ser ganar, ojalá en primera vuelta, para devolverle la esperanza a Colombia y retornar el rumbo de seguridad, justicia y prosperidad. Y para eso la alianza es indispensable.

Se ha sugerido aplazar la definición del mecanismo de escogencia del candidato para después de alcanzar un acuerdo programático. Me atrevo a sostener que el consenso ya existe, al menos en lo fundamental. Está construido con base en las ideas y postulados sobre la democracia republicana, el estado de derecho, la propiedad privada y la economía de libre mercado que se defendieron con ocasión del plebiscito y durante este período de la implementación del pacto con las Farc. A ello hay que agregar la defensa de la familia y la vida en lo que también habría acuerdo, si se cree en lo que han expresado públicamente los candidatos en los foros y los debates en televisión y radio. De manera que ese no debería ser un obstáculo para avanzar. Ahora, si se tiene alguna duda puntual, debe plantearse de manera inequívoca para ver si es un punto es fundamental e insalvable.

También se piden garantías y celeridad. Las condiciones de igualdad y transparencia, no tengo duda, están en el centro de las preocupaciones de los compromisarios de los presidentes Uribe y Pastrana, pero deben asegurarse de que se extiendan a todos. Por lo demás, coincido en que escoger el mecanismo es urgente, pero difiero en que tenga que implementarse de inmediato. Decidir el mecanismo no admite espera porque, como estamos viendo, la discusión genera roces y provoca heridas, porque la base de la alianza está confundida, porque los candidatos deben conocer las reglas de juego para prepararse para competir con ellas.  Sin embargo, escoger el candidato puede esperar un par de meses, de manera que los ciudadanos puedan establecer las diferencias de carácter y de propuestas puntuales entre los distintos candidatos y decantar así sus preferencias.

Mientras tanto, todos sin excepción, Centro Democrático (CD) y seguidores de Ordoñez y Ramírez, debemos trabajar porque en marzo elijamos el mayor número de senadores y representantes del CD. En tanto que salvo el CD ninguno tiene candidatos al Congreso (y aun si los tuvieran), esa bancada será fundamental para el próximo cuatrienio, sea cual sea el presidente y estemos en el gobierno o, Dios no lo quiera, en la oposición. Esos congresistas serán la columna vertebral de la nueva coalición parlamentaria.

Planteé la necesidad de una alianza republicana hace un par de años. No dejaré de insistir en ella. Es vital para Colombia. ¡La Patria es primero!

 

 

 

 

Visto: 119

UNA JUEZA POLITIQUERA CONTRA LAS INSTITUCIONES Y LA TUTELITIS

 

 

HENAO2

Por LUIS FELIPE HENAO

Visto: 444

NO DEBEMOS CONFUNDIR LA META Y EL CAMINO

Rafael Nieto Loaiza                                             

El objetivo fundamental del próximo año no puede ser otro distinto a ganar la Presidencia, alejar el país del abismo y retomar el rumbo para construir la sociedad justa, segura y próspera que todos queremos. Si confundimos la meta, confundimos también el camino. Y el costo será monumental. Nos jugamos la democracia, la economía de libre mercado, el futuro de la Patria.

En consecuencia, acá no valen las vanidades, los egos, las aspiraciones personales. Todas ellas deben estar subordinadas al fin último de no elegir un nuevo gobierno del santismo y de la izquierda. Si se elige acá un gobierno de continuidad, de “transición” según denominación de las mismas Farc, el futuro que nos aguarda será cada vez más parecido al de nuestros vecinos.

¿Pensamientos catastróficos? ¿Tremendismo? ¿Demagogia dirigida a asustar para obtener mejores resultados electorales? Nada de eso. Basta mirar los hechos y verificar que ya vamos en ese camino: desconocimiento del valor del voto y de las mayorías, manoseo grosero de la Constitución y la ley, subordinación del legislativo al ejecutivo, cooptación de las altas cortes, manipulación ideológica del sistema de administración de justicia, impunidad para los cercanos y persecución política y judicial implacable de los contradictores políticos, la mentira como discurso oficial, centralismo exacerbado y abuso del presupuesto como instrumento electoral y de presión a las autoridades departamentales y municipales, alineamiento uniforme de los grandes medios de comunicación, uso de los organismos de control fiscal y societario como instrumento de persecución a empresarios e individuos que no se someten, desmantelamiento doctrinal y operacional de las fuerzas militares, corrupción desbordada, enquistada en la estructura gubernamental y liderada desde la Presidencia de la República, connivencia con el narcotráfico. Se dirá que hay diferencias, que en Venezuela la cosa es aguda y descarada, y es verdad, pero que allá lo descrito suceda en grado superlativo no significa que acá no ocurra, que los hechos no sean ciertos. Lo son. Y muestran el tamaño de la crisis y de los riesgos.

Así que si queremos frenar la deriva de “venezuelización” que llevamos es indispensable cambiar el rumbo en el 2018. Primero, las parlamentarias. Sea quien sea el próximo presidente, es fundamental que el mayor número de senadores y representantes esté comprometido con la República y con el libre mercado. O para gobernar o para hacer oposición son indispensables.

Después, las presidenciales. Y en ellas la clave serán las coaliciones. En un panorama de fragmentación aguda, no hay candidato ni partido capaz de ganar solo. Es indispensable una alianza. La coalición natural del centro a la derecha está en los que compartieron la gesta heroica del triunfo del No en el plebiscito. El Centro Democrático (CD), los ex presidentes Uribe y Pastrana, Marta Lucía Ramírez. Pero también Alejandro Ordoñez. Dejarlo por fuera sería un error imperdonable Y sumamente costoso. Ordoñez, además, ha recogido sectores importantes de conservadores, de la reserva activa de la Fuerza Pública y de los grupos católicos y cristianos, sin los cuales el triunfo es improbable. Y hay que sumar a las víctimas de los terroristas, a Jaime Castro y su grupo de Mejor No, a los arrepentidos del Si, a los abstencionistas.

El discurso de que la alianza es desequilibrada porque ni Pastrana, ni Marta Lucía, ni Ordoñez tiene partido ni fuerza parlamentaria olvida lo importante: primero, que el adversario no está adentro sino afuera y, segundo, que sin ellos el CD es solo la más grande de las minorías y no puede llegar a la Presidencia. De hecho, el CD sin coalición no tiene garantía siquiera de pasar a la segunda vuelta. Si en política sumar es siempre importante (aunque no al costo de renunciar a los principios), en este caso lo es aún más.

De manera que la Alianza no solo es deseable sino que es indispensable. Hay que trabajar con prudencia, respetar a sus líderes, tratarlos con cuidado, dar garantías a todos. Tener siempre presente el fin último, los más altos objetivos de la Patria. De nuevo, insisto, no olvidar que lo que nos jugamos es el futuro.

***

A todos mis lectores, mi agradecimiento profundo por su paciencia y generosidad conmigo. Y mis deseos para que esta Navidad los llene de amor junto con los suyos.

 

 

 

 

 

Visto: 272

IVAN DUQUE EL CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL CENTRO DEMOCRATICO,EN COALICIÒN CON EL CONSERVATISMO.

ivan duque5EL CANDIDATO A LA VICEPRESIDENIA SERÀ,UN CONSERVADOR,ENTRE MARTA LUCIA RAMIREZ Y ALEJANDRO ORDOÑEZ MALDONADO.

Duque fue elegido en un sistema de encuestas que realizó la colectividad, la última de las cuales le dio el 29,47 por ciento y lo ubicó en la cabeza de esa medición.

Los otros dos precandidatos, Carlos Holmes Trujillo y Rafael Nieto, obtuvieron el 20,15 por ciento y el 20,06 por ciento, respectivamente.

En la carrera presidencial del uribismo se ha planteado una alianza para 2018 con el expresidente Andrés Pastrana y otros sectores del conservatismo, en la cual se debe definir todavía cómo será la fórmula que esa coalición presentaría Iván Duque Márquez (Bogotá, 1 de agosto de 1976) es abogado y político colombiano. Ha sido Consejero Principal por Colombia ante el BID y asesor del Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia, consultor de la Corporación Andina de Fomento. En las elecciones legislativas de 2014 fue electo senador de la República por el Centro Democrático, en este cargo se posesionó el 20 de julio de 2014.1​ El 10 de diciembre de 2017 fue elegido candidato presidencial para 2018 por el partido Centro Democrático fundado por Álvaro Uribe. Iván Duque Márquez (Bogotá, 1 de agosto de 1976) es abogado y político colombiano. Ha sido Consejero Principal por Colombia ante el BID y asesor del Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia, consultor de la Corporación Andina de Fomento. En las elecciones legislativas de 2014 fue electo senador de la República por el Centro Democrático, en este cargo se posesionó el 20 de julio de 2014.1​ El 10 de diciembre de 2017 fue elegido candidato presidencial para 2018 por el partido Centro Democrático fundado por Álvaro Uribe. Iván Duque Márquez es hijo de Juliana Márquez e Iván Duque Escobar2​ quien fue gobernador de Antioquia, ministro de Desarrollo y Minas y Energía con Belisario Betancur y Registrador Nacional durante el Gobierno de Andrés Pastrana. Es hermano de Andrés y María Paula Duque, esposa del periodista Néstor Morales. Duque Márquez es abogado de la Universidad Sergio Arboleda con maestrías3​ en Derecho Internacional Económico de American University y gerencia pública de Georgetown University. Ha cursado estudios de formación continua en Negociación Estratégica, Políticas de Fomento al sector privado y Gerencia de Capital de Riesgo en las Escuelas de Negocios y Gobierno de la Universidad de Harvard. Fue consultor de la Presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo y asesor del Panel de Investigación conformado por el Secretario General de las Naciones Unidas. Entre los años 2001 y 2010 fue consejero principal de Colombia en el directorio ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor de los libros ¨Maquiavelo en Colombia”, Pecados Monetarios y coautor de la Economía Naranja,4​ una investigación sobre el peso de las industrias creativas en la economía latinoamericana. Ha sido colaborador de la revista PODER y columnista del periódico Portafolio5​ de la Casa Editorial El Tiempo en Colombia.

Visto: 653

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
Fundado en 1.848 por Don MARIANO OSPINA RODRIGUEZ y Don JOSÉ EUSEBIO CARO ;y desde entonces ha mantenido los mismos principios ideológicos....
Centro Democrático
IMAGE
FUNDADO el 20 de enero de 2.013 POR EL EXPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Alvaro Uribe Vélez. DEFIENDE : Una paz con justícia, una seguridad plena y una...

Encuesta Inteligente

¿Por cual candidato de los siguientes votaría usted?

Si las elecciones presidenciales fueran hoy

6
IVAN DUQUE catòlico,del Centro Democràtico,en coaliciòn con un
Vicepresidente conservador,Marta Lucìa Ramirez o Alejandro Ordoñez.
2
GERMAN VARGAS LLERAS,catòlico,liberal de Derecha,Jefe del Partido
Cambio Radical y sin coaliciòn definida.
2
SERGIO FAJARDO sin religiòn conocida,izquierdista, en coaliciòn con
los partidos de izquierda POLO DEMOCRATICO y Partido VERDE.
1
HUMBERTO DE LA CALLE,ateo de religiòn,liberal de izquierda,santista ,
negociador del acuerdo con las FARC y sin coaliciòn definida
» Ir a la encuesta. »
999 Votos que quedan

jVS by www.joomess.de.

Usuarios En línea

Hay 1023 invitados y un miembro en línea

Indicadores económicos

Somos una agencia experta en marketing digital especializada en posicionamiento seo o posicionamiento web

De impacto

IMAGE
Sábado, 30 Diciembre 2017 LA MUJER COLOMBIANA
IMAGE
Domingo, 05 Noviembre 2017 MAS ALLÀ de la moda
IMAGE
Miércoles, 30 Agosto 2017 MISS PERFECTA
IMAGE
Lunes, 31 Julio 2017 PARA LA PLAYA, en Colombia
IMAGE
Domingo, 23 Julio 2017 LA MODA de siempre
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration